Semana mundial de la Lactancia Materna 2015: Amamantar y trabajar.

Es la Semana mundial de la Lactancia Materna 2015.
Hoy vamos a imaginar.
Imagina que eres una mujer que vive en España.
Imagina además que eres una mujer que  trabaja fuera de casa como asalariada o autónoma.
Imagina que te has convertido en madre no hace mucho gracias a un precioso bebé.
Imagina que luchas por alimentar a ese bebé con tu leche y lo logras.
Imagina que después de todo eso te tienes que incorporar al trabajo tras 16 semanas de permiso por maternidad.
Imagina que a la angustia de tener que dejarle en otras manos cuando aún no se sostiene ni sentado, le añades la preocupación de resolver cómo continuar alimentando a tu bebé solo con tu pecho durante, al menos, dos meses y medio más para seguir las recomendaciones de la OMS de alimentar exclusivamente con lactancia materna durante los 6 primeros meses de vida del bebé.
Imagina.
Ahora aterriza en la Semana mundial de la Lactancia Materna 2015. Contempla otras posibilidades para alargar esas 16 semanas y conseguir que tu bebé este un poco más hecho a la hora de tener que dejarlo.
Por ejemplo, las vacaciones. Las juntas a esas 16 semanas y consigues estar con tu bebé un mes más. Eso implica que has renunciado anteriormente a ellas, que tanta falta hacían a la familia, para cambiarlas por noches de insomnio y días de revisiones, vacunas, cólicos y preocupaciones varias. Creo no equivocarme si digo que para la mayoría de la gente esto no son vacaciones.
O el permiso de lactancia, con el que te dan a elegir varias posibilidades:
   * Dos medias horas durante la jornada. Vamos, que o tienes al bebé cuando codo a codo contigo o lo único que te queda es aprovechar para sacarte leche.
   * Entrar media hora más tarde o salir media hora antes. Y mientras, que el bebé aguante 8 horas o menos si tienes la suerte de poder reducir la jornada laboral.
¿Ves cómo hace falta la Semana mundial de la Lactancia Materna 2015?
—NOTA: Estas opciones solo son válidas hasta que el bebé tenga 9 meses de vida.  En el caso de partos múltiples se prolonga porque claro, todo el mundo sabe que se tarda más en producir leche para dos que para uno (por favor, nota la ironía y no seas literal. Se tarda lo mismo).
Y sin embargo, la leche sigue siendo la principal fuente de alimento del bebé durante su primer año de vida, no solo durante 9 meses.
   * Por último, otra opción es juntar el permiso de lactancia al permiso por maternidad y ganar unos quince días aproximadamente. Y ni aún así llegarías a los 6 meses con tu bebé.
Otra posibilidad es pedirse una excedencia o aparcar tu profesión durante unos meses. Para ello tienes que tener una fuente de ingresos que te lo permita. Seguramente y por fortuna por otro lado, no seas Paris Hilton, por eso te va a tocar hacer malabarismos si te decides por esta opción.
A pesar de lo negro que lo he puesto, se puede mantener la lactancia cuando nos incorporamos al trabajo pero no nos lo ponen nada fácil y la mayor parte del esfuerzo para ello viene, de nuevo, por parte de nosotras, las madres.
Semana mundial de la Lactancia Materna 2015 logo

Acerca de Monstruua

Madre de dos, esposa de uno. Bloguera, asesora de lactancia y aprendiz de la vida.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

11 comentarios

  1. Pues te costará y tendrás algún problemilla. O no. Lo importante es que sepas a quién acudir cuando eso te pase y que busques apoyo, mucho apoyo 🙂

  2. Es vergonzoso porque al final te ponen en una situación entre la espada y la pared. Y hagas lo que hagas va a estar mal visto o cualquier otra persona lo habría hecho mejor en tu situación. En fins, a ver que tal se me da a mi el asunto …

  3. La verdad es que es indignante!es una de las mas pequeñas de Europa, vamos que dan ganas de emigrar para parir en condiciones y me meo de risa cuando hablan de conciliación en este País, una verdadera vergüenza es lo que es! a mi me costó el trabajo al pedir redución de jornada simplemente prescindieron de mí, pero contenta que mi hija tiene dos años y seguimos con la lactancia, sino habría sido mucho más difícil (a mí sinceramente con mis horarios de trabajo me parecía imposible), la verdad.

  4. ¿Verdad? Es lo mismo que pienso yo. Oye, podrías hablar del tema laboral y la lactancia en Bulgaria, de cómo lo viven allí las mujeres.

  5. Pues es una muy buena ventaja 🙂 Yo tengo suerte también porque en mi curro no me ponen trabas a la hora de pedir excedencia o reducir la jornada laboral.

  6. No tiene por qué ser lo porque en otros países se hace. Habrá que seguir luchándolo.

  7. Yo no tengo mucha fe en las firmas esas, la verdad. Pero sí que sé que muchas estaríamos dando palmas con las orejas si el permiso pudiera ser de seis meses mínimo.

  8. 16 semanas es una tomadura de pelo. Es vergonzoso, es indignante.
    En Bulgaria los dos años de baja maternal son herencia de la época comunista, que al parecer tenía su parte buena. Eso sí, las búlgaras lo pagan caro al reincorporarse, como en todas partes.
    Es injusto tener que elegir entre el trabajo y la familia.

  9. Yo doy gracias a diario, de que la empresa es familiar y he podido tener a mi hijo a mi lado estos 3 años. Si no, la lactancia se habría acabado hace mucho tiempo, estoy segura. La verdad es que como no he tenido problemas en ese aspecto no soy realmente consciente del todo, de lo complicado que se hace cuando trabajas y tienes un bebé. Me doy con un canto en los dientes, por fin encontré una ventaja de ser autónomos.

  10. Hola. una reivindicación muy necesaria aunque en el mercado laboral de nuestro país es una utopía poder mejorar la situación para amamantar a nuestros hijos más tiempo con ''ciertas'' facilidades. Seguimos en contacto

  11. Y ahora imagina que, como yo, vives en guirilandia con un año de baja maternal. Te pasan el enlace para recaudar firmas para que en España se extienda la baja al primer semestre. La firmas. Se cierra sin suficientes firmantes para prosperar. Pasan unos meses. Te envían otra recogida de firmas para lo mismo. Vuelves a rubricar… Pues así vamos. ¡Cuatro veces que he firmado por las madres españolas sin que prosperase!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *