Natación para bebés con 10 meses

Monstruita tiene diez meses y medio ya. Yendo a natación para bebés se empieza a notar en la piscina.
Uno de los ejercicios que tiene que hacer es trasladarse por el bordillo moviendo las manos. Hasta ahora, era yo la que le dirigía las manos. Pero esta semana, la monitora de natación para bebés me llamó la atención: “deja que lo haga ella, que con diez meses y el tiempo que lleva, ya debería”. Y, oye, dicho y hecho. Iba a su ritmo, a su aire, pero lo hacía y se divertía, que es lo importante.
Otro ejercicio, nuevo para las dos, es lo que la monitora bautizó (nunca mejor dicho) como “la medusa“, y que consistía en dos churros unidos por un uno de los extremos. En medio, metías a Monstruita y hale, que se sostenga por las axilas y además, que mantenga el equilibrio y no se vuelque. Yo no las tenía todas conmigo, hasta que la monitora me dijo “suéltala”. Cuando me lo dijo, pensé que la monitora era una psicópata adoradora de Herodes en sus ratos libres y no una dulce enamorada de la natación para bebés. No obstante, el raciocinio de madre (existe, lo juro), se sobrepuso y la solté. Y qué maravilla, Monstruita sola chapoteando, feliz. Si bien, obviamente yo estaba a menos de medio metro de ella, lista para lo que pudiera pasar.
Natación para bebés logo
Monstruita chapoteando con “la medusa”.
La calidad de la cámara no me daba para más.
Y pasó, claro. Porque Monstruita se volcaba y hale, ¡inmersión involuntaria! De esas se llevó unas cuantas, y es alucinante comprobar cómo ya no se asusta, ni tose, y se lo toma de manera natural.
También solemos ponerles boca arriba (posición dorsal) en el agua, bien en una colchoneta, bien sostenidos por la cabeza o los hombros. En teoría, es una posición que los bebés suelen odiar en la natación para bebés porque se sienten vulnerables y desprotegidos. Monstruita, por suerte, no parece que le tenga miedo a esas cosas (de momento). Una amiga, que tiene el título de monitora de natación para bebés, me contó que es la postura más segura para ellos porque aprenden a flotar solos de una manera fácil y, en caso de necesidad, ya la tendrían interiorizada y la utilizarían.
La explicación es bastante coherente pero en la práctica con Monstruita, de momento no está tan claro. Monstruita se mantiene tiesa como una tabla o con las piernas dobladas y claro, ¡así no hay manera! Pero vamos, lo importante es que ella está disfrutando y no tiene miedo.
De momento, no interactúa con otros bebés aunque sí que se fija en ellos.
Y… también en mis gafas de natación. Surten un extraño hechizo sobre ell, y Monstruita se pasa la sesión mordisqueándolas sin parar. Vamos, que el cabreo que se pilla la doña cuando se las quito, es fino. Así que creo que procuraré no dárselas en las siguientes sesiones de natación para bebés (Nota: mis gafas de natación son graduadas, por eso las llevo. Si no realmente no hacen falta).
Así que, digamos que lo seguimos pasando bien en la natación para bebés. Eso sí, yo le sigo echando un chorro de agua (o varios) por la cabeza cada vez que la baño, no vaya a ser que perdamos las buenas costumbres…

Acerca de Monstruua

Madre de dos, esposa de uno. Bloguera, asesora de lactancia y aprendiz de la vida.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

18 comentarios

  1. Yipii!

    Lo de los bebés es un misterio, aprenden a trompicones, retrocesos incluidos 😀

  2. A ver si vamos a ir a la misma pisci!! :D:D:D:D

  3. Es que es una pasada, pueden moverse a su aire! Besicos

  4. Gracias!! A ver, es un cambio así, hecho deprisa y corriendo, pero bueno, estaba cansada del de antes.

    Pues la verdad es que, como experiencia, me gusta, porque es algo que puedes compartir con el bebé desde que él es pequeño. Poco a poco vas viendo los avances, y eso mola mil. Además yo soy muy fan del agua 😀

    besazo pa ti!!!

  5. Jajajaja es que son muy propios, luego son más sobreprotectores que nosotras xD

  6. Pero si eso no llega ni a la categoría de garabato!!

    Pues cómprate gafas graduadas de nadar, son mucho más baratas que las normales! 🙂

  7. Jajajaja ya te digo, al final yo creo que se van acostumbrando. Pliiiis, que este dibu es supercutre!! Pero gracias por mirarlo con tan buenos ojos!

  8. Nada, es que es verdad. Racioqué? Na, era un farol solo xD

    Jejeje, sí, a ver si me pongo a dibujarle sí, que no funciona la j*** tableta en mi pc, y me tengo que ir al de Monstruo (pereza mortal).

  9. Por favor, que está hecho de aquella manera!! :P:P

  10. Ooooins!! lo del churro-freestyle justo se lo hicieron también a mi miniser el mismo día que a monstruíta :_) o al menos eso me contó su padre, que está muy encantado con su hija y de repente la niña ni mueve las manos xD
    Montruíta ya no nada nada!! bieeen!!

  11. Qué chulo es ir con ellos a la piscina!!Yo empecé hace un mes y al principio se moría de miedo pero ahora salta al agua como un loco !!
    Bss

  12. ¡¡¡Hola!!!

    Soy la autora de “Entre rosas y azules” y he elegido tu blog para el premio ¡Yo soy una super Mamá! .

    Puedes ver el premio en:

    http://entrerosasyazules.blogspot.com.es/2014/02/iniciativa-yo-soy-una-super-mama.html#more

    ¡¡Enhorabuena por tu blog!!

    Te invito a visitar mi blog siempre que lo desees.

    Un fuerte abrazo.
    http://entrerosasyazules.blogspot.com.es/

  13. Bueno… Lo primero de todo y antes de que se me olvide… Aun a sabiendas de que seguro que hace un siglo que lo hiciste… Jijijijiji ¡Enhorabuena por el cambio de look! ¡Me gusta! Ya sabes que yo soy una seguidora fiel-infiel… 😉

    A mí me encantaría practicar la matronatación con el bebo… Me ha encantado leer tu experiencia. Y oye, el miedo es libre y me parece normal que te aferres a monstruita como una mamá pulpo… La verdad es que tiene que ser una experiencia inolvidable.

    ¡Un besazo!

  14. Esto de la natación con la bichilla mataría a su papá. Si ya cuando la baño, como le caiga un poquito de agua chorreando por los ojos ya me la lía como si fuese a dejarla ciega…

  15. q genial el dibujo, y tu raciocinio de madre! de eso no abunda! 😛

    yo también quiero gafas graduadas!!! así me evito problemas como este (perdón por el spam XD) -> http://remorada.com/2013/08/12/la-ultima-vez-que-me-apunte-a-la-piscina/

  16. Ese ejercicio también lo hacíamos nosotras, y sí, la niña acababa más debajo del agua que sobre ella, aunque parecía que no le importaba. Menudos dibujos tan chulos te estás marcando!

  17. Jajajajajaaaa "psicópata adoradora de Herodes" ! Qué salidas tienes…
    Pasame un poco de raciocinio de ese de madre, anda, que me lo debí gastar todo con la mayor.

    Qué mona es Monstruita, es igualita que tú, versión mini! Algún día tienes que dibujar también a Monstruo.

  18. Que nadadora os va a salir la monstruitaaaaa!!!!!

    Me encanta el dibujo, 🙂

    Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *