Consultorio de Monstrua. 3

¡Ya era hora! ¡Ya llega de nuevo el…
Porque las estadísticas de Google no engañan, seguimos resolviendo esas pequeñas dudas gracias a las cuales, algunos incautos caen en este nuestro blog.
Empecemos, que seguimos teniendo mucho trabajo por hacer:


Desmitificar el striptease

Ah, querido lector, usted quiere desmitificar el striptease, es decir, que eso donde un hombre o una mujer se despelota, ¡exista! Que sea real, que salga del imaginario popular para presentarse en la puerta de su casa.
Pues querido lector, o lectora, sepa que para ello debe dejar de ver películas, y tener más amigos, sobre todo que se vayan a casar y gusten de despedidas de solteros/as a lo guarrinis. Entonces verá, para su regocijo (o no), que el striptease existe.
O bien, estar dispuesto/a a gastarse un puñado de euros o de dólares (Obama mediante) en llamar a uno de esos personajes para que acudan, prestos y raudos, a timbrarle en su vivienda con gracia y alegría y sin mucha ropa.
Usted verá cuál de los dos caminos anteriores escoge pero sepa que me han dicho que sí, que el striptease se puede desmitificar, al igual que los Reyes Magos.
Vomito Baby Led Weaning
Claro que sí, cómo no vas a vomitar, alma de cántaro, ante la presencia de semejante guarrada. Porque, si no he leído mal, has puesto “vomito” y no “vómito”, que nos conduciría a otra respuesta diferente.
Y es que no solo debes presenciar cómo el churumbel de turno, sea tuyo o no, incrusta nuevos relieves en la pared, a base de lanzamientos gastronómicos, sino que además, te toca contemplar cómo la criaturita coge cualquier cosa con las manos, se la lleva a la boca, la babosea, la deja, la vuelve a coger, se le resbala…
Y cuando digo cualquier cosa, quiero decir cualquier cosa. Lo mismo le da agarrar un cacho de manzana, que un gajo de mandarina ya rechupeteado, mordisqueado y babeado. Le da igual agarrar ese trozo de pollo que has rebozado previamente en los restos del arroz manoseado. Y dependiendo de lo buena o mala madre que seas, ¡incluso puedes cogérselo del suelo, que le da igual!
Además, aprendemos que los platos son algo accesorio, un mero adorno, y que la comida, además de ir al estómago o la boca, puede quedarse en cualquier sitio y fermentar y crear vida nueva en distintos ecosistemas, a saber: pliegues del cuello, borde de los calcetines, entre los dedos de la mano, por mencionar  solo algunos.
Así que sí, yo también vomito.
Vídeos embarazadas cagando
Guau, cuando parecía que ya nada podía sorprenderme, alguien llega a mi blog con estas palabras. Intuyo, querido lector, que eres un hombre, soltero, sin hijos, de unos 40 y tantos, con menos vida social que un alga en el Sáhara y virgen. Ah, y con una conexión a internet de esas de modem (ya sabes, lo de los ruiditos al conectarse y tal).
Solo la conjución de los planetas unida a las características anteriores pueden dar lugar a un ser como tú. Quizá busques por curiosidad, quizá no.
Y aunque aquí no vas a encontrar tan esperados vídeos, te remito a este que, sin duda, es bastante interesante también y que, por cierto, está muy relacionado con la búsqueda anterior:


Cuál es el hectómetro de la isla Tortuga
Vaya, he tenido que buscar en un mapa dónde queda esa isla. Creía que era donde habitaba el malvado pirata LeChuck, pero no.

Entendería que, si te acaba de tocar la lotería o acabas de recibir una magnífica herencia, buscaras la isla para, ejem, impagar impuestos.

O si perteneciera a España, para intentar especular con ella aún en los tiempos que corren.

Pero… ¿averiguar el hectómetro? A ver, ya sé que las matemáticas nos las han explicado fatal, y servidora no recuerda ni cómo hacer una raíz cuadrada. Pero la isla Tortuga tiene, por lo menos, cuatro lados, porque si no, no sería una isla, sería un hilo o algo así. Así que, amigo o amiga torpecill@, deberíamos buscar cuántas hectáreas tiene o, por lo menos, ponernos unas gafas para ver si es una isla o no.

A no ser… que busques a alguien al que llaman “el hectómetro”, una especie de deidad aborigen o algo así. Puede ser. Si lo encuentras, no olvides pedirle por la paz en el mundo, antes de que las gentes del lugar te cocinen con un poco de Avecrem.

Y sin más dudas por resolver, servidora se despide. Feliz Halloween.

Acerca de Monstruua

Madre de dos, esposa de uno. Bloguera, asesora de lactancia y aprendiz de la vida.
Marcar el Enlace permanente.

8 comentarios

  1. jajaja gracias, pues el próximo está al caer 😀

  2. jajajaja me fascinan mucho las búsquedas de google, pero es que tus análisis… MUYFAN
    Besote!!

  3. Gracias, guapa, otro pa ti :)))

  4. jajajajajajajajajajajajajajaja en serioooooo????
    Lo de Obama mediante me ha matao ajajajajja
    Muy bueno, un besotee

  5. ¿De verdad te ha llegado alguien queriendo ver vídeos de embarazadas cagando? ¡Virgen de la Teta al Hombro cómo están las cabezas!

  6. fondo o más bien fondos quería decir!!

  7. Ya se echaba de menos ese consultorio… ja ja

    Te ha quedado muy chulo el fondo o más bien fondo del blog!

    Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *