Carta abierta a los señores diseñadores y fabricantes de los sujetadores de lactancia.

Queridos señores diseñadores y fabricantes de sujetadores de lactancia: Sé que no somos tantas como les gustaría como para hacerles millonarios a base de comprarles sujetadores. Pero les aseguro que existimos y seguimos siendo mujeres. No por tener un hijo y/o por dar la teta nos hemos travestido, ni renegamos… Sigue leyendo aquí