7 ideas distintas sobre qué juguetes comprar por Navidad

Se acercan las navidades y aunque todos nos quejemos del tremendo consumismo, de que en nuestras casas no caben más juguetes y de que deberíamos dejar que los niños jugaran con un palo y una caja de cartón, ya estamos ojeando todas las webs y todos los catálogos que caen en nuestras manos.
¿Y si me gasto una pasta y no le gusta? ¿No será demasiado elaborado para su edad? Si no tiene un (patinete, cocinita, karaoke, caballete de pintor, ____________ rellene aquí lo que corresponda) ¿desarrollará todo su potencial si es justo eso lo que necesita?

Hay quien prefiere reciclar a toda costa
1. Antes de comprar, tira.


O regala en la primera campaña de recogida de juguetes de Navidad que te cruces, o al cole de tus hijos o a alguna asociación u ong que sepas que trabajan con y por los niños. No lo hagas tú sola, claro. Déjales a ellos que decidan, seguro que te sorprenden.
¿Un paraguas? ¡No! ¡Diversión bajo la lluvia!
2. Regala momentos.

No, no, los packs esos de ‘sé feliz eligiendo entre 300 hoteles que no te interesan’ no. Pero un pase a un musical, a una obra de teatro, a un concierto, al parque de atracciones… Además es fácil acertar con la edad en ese caso.
3. Que no sean sexistas.


A poder ser, claro. Si tu niña te ha pedido la Bratz Godzilla y el niño el Power Black Spiderman, es lo que hay. Pero ¿por qué comprar una silla de paseo rosa, normalmente asociado a niñas, si existen muchos más colores? ¿Por qué no comprarle unas braguitas de Chase, de la Patrulla Canina a tu hija o unos calzoncillos de Everest a tu hijo? (parece fácil, pero haced una búsqueda y veréis).
Te lo venden. Pero creo que tú mismo/a podrías hacer el tutorial DIY.
4. No por estar etiquetado como Monstessori o Waldorf va a ser mejor.

Existen muchos juguetes que pueden suplirse con materiales sencillos al alcance de cualquiera. Algunos además se venden como Montessori o Waldorf para que “molen más”. Cierto que algunos son ideales para desarrollar la creatividad porque permiten muchísimas opciones. Pero no perdamos de vista la caja de cartón. En Pinterest, sin ir más lejos, hay millones de ideas para adaptar materiales caros con elementos del día a día.
No por mucho madrugar, amanece más temprano.
Vamos, que dejes las integrales para más adelante.
5. Respeta el desarrollo de tu hijo o de tu hija.

No por ponerle a hacer puzzles al año va a ser más inteligente. O sí, depende de cómo lo plantees. Respeta su desarrollo, el juego tiene que seguir siendo eso, un juego. La letra lúdicamente entra. Además de que no debemos descuidar otros aspectos de su desarrollo, lo que entra en consonancia con el siguiente punto.
6. Fórmate.

Lee, investiga, haz cursos, habla con profesionales. Porque a veces está bien saber por dónde van nuestros hijos. No vienen con manual pero alguien antes que tú ya pasó por algo parecido. ¿Cómo trabajar el plano emocional? ¿Cómo ayudarle con las matemáticas de manera divertida? ¿Cómo enseñarle a vencer dificultades? Por eso, quizá su mejor regalo pase por ti.
Ese juguete WTF que aparece en tu casa…
7. No te obsesiones.

¿Que la abuela le ha regalado una muñeca horrorosa de algún bazar barato? Quizá sea la que más le guste a tu hijo/a.
¿Que los tíos le han regalado un vestido/camisa super horteras? Seguro que existe una ocasión para ponérselo (¡aunque sea cuando vayáis a su casa a verlos!)
¿Que le han traído un libro de esos horribles pensados solo para niñas o solo para niños? Puede convertirse en un buen recortable.
Al final, todo es cuestión de darle la vuelta a la tortilla.
Y tú, ¿cómo gestionas los regalos en Navidad?

Acerca de Monstruua

Madre de dos, esposa de uno. Bloguera, asesora de lactancia y aprendiz de la vida.
Marcar el Enlace permanente.

11 comentarios

  1. Yo intento hacer listas de regalos que uno respetan más que otros. Lo ideal sería que no todos decidiesen regalar juguetes, pero es que no hay forma de convencer a la familia de lo contrario. Y luego, la niña se cana de todo a los dos minutos de tenerlo entre las manos. En fin, paciencia y como dices ¡a tirar o donar juguetes antes de que desembarquen los nuevos!

  2. Lo de las listas de regalos está genial. Por aquí, o me preguntan o les dan dinero, así que por ese lado bien. Luego las abuelas tienden a comprar ropa y juguetes, todo a la vez 🙂 Yo hay juguetes que los dejo fuera de su alcance pero visibles y oye, qué inventazo, no se cansan de ellos, me los pueden pedir cuando quieran aunque no hablen (señalan) y si son de piezas, las piezas se mantienen vivas.

  3. Me han encantado estas propuestas, tomo nota de cada una de ellas 😉 Que difícil se hace la elección de buenos juguetes y de convencer a la familia para que lo que le regalen sea algo con lo que vaya a jugar, adaptado a su edad, aun recuerdo cuando el primer año pedí un puzle de madera para 1 año y le regalaron uno de cartón a partir de 5 años. En fin dura tarea 😉
    Un abrazo!

  4. Gracias, bonita 🙂 Sí, sí, ese tipo de situaciones me suenan xD
    Otro abrazo para ti!!

  5. Sabios consejos. Los pondremos en práctica cuando el peque haga la carta de los Reyes magos. Besitos!!!

  6. Gracias, ¡me alegro de que te gusten!

  7. Me han gustado mucho las recomendaciones! Yo selecciono cosas diferentes según la criatura y sus gustos, pero siempre pregunto a los padres, en Navidad y en cumples!

    Creo que no está bien llenarlos de regalos, pero sí me gusta que tengan recuerdos especiales y que estos sean más que juguetes… que incluso siendo objetos estén llenos de experiencias!

  8. Bueno, bueno, es que tú, maja, eres LA TÍA (o lo que corresponda en cada caso). Podrías hacer un post sobre tu punto de vista y cómo lo haces, que me parece interesante (y me avisas, porfa :-p)

  9. Genial las recomendaciones, voy a pasarle post a la familia ejem ejem

  10. Como se queden solo con el punto 7 no me hago responsable xD

  11. Genial post, muy cierto todo lo que comentas y con buenas ideas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *