5 cosas que no puedes hacer embarazada según los demás

Que estar embarazada no es estar enferma, es algo que algunas nos repetimos con frecuencia para no olvidarlo. Que sí, que está muy bien eso de que te mimen y demás (incluso a veces, yo confieso, he exagerado un poquito algún cansancio), pero a veces las personas bienintencionadas que encuentro en mi día a día creo que infravaloran la capacidad de una madre con otra criatura (o no)  a la que atender. Así que, embarazadas del mundo, para que sepáis qué es lo que NO podéis hacer según el imaginario popular y seáis buenas chicas y no andéis por ahí asustando a la gente, os pongo aquí una lista de las cosas que no puedes hacer embarazada:

5 cosas que no puedes hacer embarazada

  • No agacharse.
cosas que no puedes hacer embarazada yoga
Preñadas yoguis: guardad vuestro poder para la intimidad.
Fuente de la imagen: desconocida.
¿Que te tienes que atar los cordones de los zapatos o recoger algo que se te ha caído en el suelo de tu casa? Pues llama a tu vecino que lo haga. No puedes agacharte.
¿Que tienes al futuro o futura hermano/a mayor y necesitas cogerle del suelo porque se ha caído? Pues tírale una cuerda y que se agarre para levantarse.
El imaginario popular dice que estando embarazada no puedes agacharte. La razón la desconocemos la primera de estas cosas que no puedes hacer embarazada, quizá sea porque podría favorecer el que el churumbel salga expulsado en tan poco grata posición o porque lo puedas aplastar y dejar más fino que una hoja de papel.
  • No coger NADA de peso.
cosas que no puedes hacer embarazada padre
No está embarazado pero como si lo estuviera.
Imagen CC de Karl Gruenewald
Y cuando digo nada, es nada. Ni un plato, ni una bolsa llena de aire. Nada. Lo de que en el camino de en medio está la virtud es un dicho sobrevalorado.
Que sí, que no te vas a poner a cargar las cajas de una mudanza pero si, como en mi caso, tienes otro/a hijo/a, no te va a quedar más remedio que cogerle en brazos de vez en cuando.
A no ser que inventen una grúa doméstica apta para recoger cualquier cosa del suelo, niños y animales incluidos.
  • No acostarse tarde ni salir de fiesta.
cosas que no puedes hacer embarazada
Las hay muy cool.
Imagen CC de Children of Darklight [DKL]
Con Monstruita pululando por aquí me quedo con lo de “no acostarse tarde” porque lo de “salir de fiesta” aún lo tengo pendiente, aunque embarazada de Monstruita sí que lo puse en práctica alguna vez (obviamente sin nada de alcohol).
Quizá el imaginario popular se base para esta creencia en cosas que no puedes hacer embarazada en que puedes inculcarle malos hábitos al futuro bebé ya desde el útero. O en que salir de fiesta o acostarse tarde es malo porque eres infeliz, estás forzando a tu propio cuerpo. Como si al cuidar del/de la futuro/a hermano/a mayor no lo estuvieras presionando ya o como si pasarlo bien fuera hacer algo que te disgusta o cansa.
Probablemente si tienes un embarazo con problemas o pesado esto ni se te pasará por la cabeza.
  • No escuchar ni enchufarte en la tripa música pop, rock o cualquier otra que no sea clásica.
cosas que no puedes hacer embarazada cascos
Futuro bebé DJ
Imagen CC de Bastian Klak
Seamos realistas, la música clásica la escuchas a veces. Además, no es lo mismo escuchar el Canon de Pachelbel que el Romeo y Julieta de Prokofiev.
Cuando nazca el churumbel, te va a apetecer seguir escuchando a Coldplay, Justin Bieber o Nightwish (mola la mezcla, ¿eh? Lo de Justin Bieber es para que las believers me peten de visitas el blog, no vayáis a creer.) Así que tienes dos opciones: reventar de “mono” por escuchar tu música o seguírtela poniendo. Total, los padres avezados y experimentados te dirán que, más tarde, no te quedará más remedio que escuchar hasta la saciedad a Los Cantajuegos, Peppa Pig (¿tiene canciones?), o Dora la Exploradora. Así que, por lo menos, disfruta de tu música mientras puedas y obvia la segunda de estas cosas que no puedes hacer embarazada.
  • No permanecer de pie.
cosas que no puedes hacer embarazada virgen
“Nena, siéntate, que se te va a caer la barriga”
Imagen CC de Lawrence OP
Volvemos a la famosa virtud: una cosa es permanecer seis u ocho horas provocando que tus piernas soporten el peso extra del churumbel y otra aguantar cinco o diez minutos. Se supone que estar de pie es otra de las cosas que no puedes hacer embarazada.
Pero para el imaginario popular cuenta igual una embarazada que esté diez minutos de pie que ocho horas, son cosas impensables. Lo cual, vamos a ser sinceras, se agradece en situaciones tales como cuando vas en metro y no cabe un alfiler.
Claro, luego están los que te ven en la cola del supermercado/parada del autobús/intentando abrir la puerta del portal cargada con una niña de veinte meses en brazos y un bombo de “puedo parir en cualquier momento, cuidao conmigo” y pasan de tu culo. Pero, eso sí, rápidamente cederán su asiento si alguna de su familia o alguna compañera de trabajo se encuentra de tres meses de gestación.
——-
Venga, ¿os animáis a comentar más? Seguro que esta lista puede ser bastante más larga y entre todas salvaremos el honor de futuras embarazadas.

Acerca de Monstruua

Madre de dos, esposa de uno. Bloguera, asesora de lactancia y aprendiz de la vida.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

5 comentarios

  1. Mi mamá hasta le cogía el control de la TV a mi hermana en plan "no deja, ya lo hago yo" XDDDDD

  2. No te podías agachar? no fastidies!!!!!! :DDD
    El papa de mis criaturas se tiró todo el embarazo diciendome q no podía tomar café. Yo le decía que por uno no pasaba nada, pues asi hasta el dia del parto jajaja
    Acabo de ver q ha nacido yaaaaaaa enhorabuena, espero q todo bien y que nos lo cuentes pronto!!!

  3. o lo de agacharme y lo de no levantar peso lo ignoré bastante. Hasta el punto de mudarme de casa preñadita de 6 meses y trabajar como la que más en tareas de limpieza, preparándolo todo para pintar (luego sí estuve a distancia de la pintura), subirme en escaleras para limpiar muebles altos de la cocina… Se dice que no podemos hacer muchas cosas, ahora lo de trabajar hasta el último día eso sí que no me lo quitó nadie

  4. ¿Este post lo habías dejado programado, o lo has publicado en pleno trabajo de parto? Qué impresión cuando lo he visto jaja!
    Un abrazo enorme, nueva bimadre! Bienvenida al club 😉

  5. Desde luego es verdad, hombre, siempre hablando de un embarazo normal puedes hacer absolutamente de todo y parece que está una enferma!! De hecho hace poco me enteré que se puede hasta correr, claro, siempre siguiendo unas pautas y siempre que seas corredora habitual, pero poderse se puede. Un besito hermosa. Por cierto, ¿has parido ya o todavía no? 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *