Operación pañal para padres y madres torpes.

operacion pañal
– Hola, amigos, me llamo Monstrua y soy una madre torpe en esto de la operación pañal.
– Hola, Monstrua, te queremos.
Y así es como ingresé en el Asociación de Padres y Madres Torpes con la Operación Pañal Anónimos. Muy recomendable. Que por aquí ya intentamos con Monstruita la Operación Pañal (también conocida como OP) el verano pasado y fue un desastre: efectivamente nosotros, Monstruo y yo, no estábamos preparados para la que se nos venía encima.
Aún estamos en ello y no lo hemos superado. Cuando lo consigamos haré un fiestón o algo así y rezaré mucho por que la experiencia nos sirva de algo con la futura OP de Monstruito. Para los demás, aquí está el post definitivo sobre la Operación Pañal (tacháaaaan).
¿Qué vas a necesitar para llevar a cabo con éxito la OP?
1. Paciencia y saber lo que va a pasar: tu hijo/a no sabe lo que es hacerse pis en el sofá, en tu cama, en la suya, en la alfombra, en el vestido nuevo o en la silla Luis XVI de tu tía Encarna. Pero hay soluciones, no alarmarse, lo pongo en el punto 4. Mientras, pacieeeeeeencia.
2. Dejar los “cuñadismos” a un lado o no seguir los consejos a rajatabla. Cada niño y cada circunstancia es un mundo. Aquí pasa como con el resto de la crianza: todo el mundo opina. Así que escucha, lee, observa y escoge solo aquello que crees que os irá bien. Esto se aplica también a los consejos de este post o al “mi niño ya dejó los pañales con nueve meses”, “mis criaturicas (ahora tienen 40 años y peinan calvas) dejaron el pañal en una semana”.
3. Comprar un orinal. O un reductor/adaptador para el w.c. O las dos cosas. Parece una tontería, pero es que a los niños les puede dar miedo que los dejes en volandas sobre un agujero donde cualquier cosa que caiga, DESAPARECE. Ahí lo dejo. De la gran variedad de accesorios para el bebé que hay es el más útil. Yo compré uno muy parecido a este, antideslizante y cómodo para sentarse. Una amiga, con su mayor ilusión, nos regaló uno muy parecido a este otro porque a su hijo le encanta; resultado: nos tiramos casi un año con este último y resulta que a Monstruita le resulta muy incómodo y no le gusta nada. Lo hemos cambiado al primero y oye, mucho mejor. Y cuanto más sencillo, más “apañaíllo”. Esto también lo dice una amiga que trabaja en una guardería escuela infantil: el orinal con forma de coche no solo incita a los niños a intentar moverse hacia adelante sino que les resulta incómodo para mear hacer pis.
operación pañal perro
4. Llenar la casa de protectores impermeables. No solo las típicas fundas en las camas (aunque nosotros hemos prescindido de estas durante el verano por salud térmica) sino estas maravillosas fundas que puedes poner en el asiento del sofá, en las sillas… Eso sí, la fregona siempre a mano porque el suelo no lo salva nadie. Con respecto a las hostias caídas monumentales que puede tener el bebé si pisa el charco dejado por su hermano/a mayor no he encontrado solución aún; algún daño colateral tiene que haber, está claro.
5. Que él/ella también se pringue. ¿Quién se mea, tú o tu hijo/a? Pues eso, si son ellos los que manchan, que sean ellos los que pasen el mocho. Si son ellos los que llenan el orinal, que sean ellos los que lo vacíen. Que no está hecho a mala baba, entendedme, yo soy una madre ejemplar de las que esperan despierta a que lleguen sus churumbeles de fiesta (bueno, en realidad aún no he llegado a esa etapa pero fijo que soy de esas) y es que eso de hacerles partícipes les encanta: ¡cogiendo la fregona como mamá! ¡Tirando su propio pis para luego tirar de la cadena, que nunca le dejas! ¡Emoción! Y que nosotros somos ya adultos y nos hemos enranciado pero palabrita de la buena que todo eso mola un montón.
Tras estos consejos de mierda, literalmente sabios llegamos al final de este post esperando que, por su bien, no tengan que ingresar en la misma Asociación que yo. Que son muy majos los anónimos estos, ¿eh? Pero de tanto abrazo me está empezando a entrar complejo de oso de peluche.
Ya me contaréis, sabios Caballeros Jedis de la OP si me falta algún consejo por añadir o sobran los cinco.
¡Que el mocho os acompañe!

Acerca de Monstruua

Madre de dos, esposa de uno. Bloguera, asesora de lactancia y aprendiz de la vida.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

10 comentarios

  1. Jajjajaa bueno yo seguí algunos..otros no tanto. Lo de impermeabilizar la casa aquí era imposible proque no es mi casa, es negocio, y no puedo forrar todo de plástico…los clientes saldrian huyendo jaja. De todos modos cuando este se quitó el pañal era un niño que jamás se sentaba en el sofá, siempre estaba por el suelo. vamos, que el sofá no sufrió daños.

  2. Suerte y paciencia!! Otro abrazo por ahí

  3. Jaja me alegro, maja 🙂 Es que estas cosas mejor tomarlas con humor!

  4. Qué buen tema!! Pronto me toca con la peque 🙂 un abrazo

  5. Jajajaja, me ha encantado este post! O sea, muy útil, sin duda, pero el tono es genial :DDD

  6. Muy apañado, pero de momento por aquí no quieren ni oir hablar del adaptador, que lo tengo también aunque no venga integrado en el orinal 🙂

  7. Lo de la ropa interior está dentro de los buenos consejos que puedes encontrar en cualquier blog, por eso no lo puse 🙂

  8. Hola, a mi me ha valido mucho la pena comprar este orinal/adaptador/escalón;
    http://www.dotbaby.com/eng/products/dotpot

  9. Ups! Eso es el más difícil todavía!!! Lo conseguiremos a la segunda??

  10. Yo estoy en plena segunda operación pañal, y además tengo parqué (lo normal aquí)… ¿Sabes qué hace el pis en el parqué? Mejor que no tengas que averiguarlo. *carita de horror*

Responder a Monstrua Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *