La leche que te han dao.

La leche que te han dao
La leche que te han dao, Monstruita, se ha acabao. Hace ya seis meses que tu hermano ocupa mi cuerpo y lo transforma. Y esa evolución, como ilustré con una infografía aquí, pasa por la disminución de leche.
Nunca le has hecho ascos a la leche de vaca, esa que me empezaste a pedir hace unos meses, la que probaste por primera vez directamente de mi taza de desayuno. Leche entera de brik, normal y corriente.
Poco a poco noté que ya no me buscabas tanto. Tampoco te oía tragar cuando te enganchabas. Podías tirarte horas y horas sin tu teto. Sin embargo, signar y balbucear “paaaapaaaaa” para pedir leche de vaca, comenzó a hacerse más frecuente cada vez.
Comencé a sospechar que yo ya no producía leche. Probé varias veces a ver si salía algo después de mamar tú, y nada. Ni una gota. Aquello se había secado. ¿Se había acabado nuestra lactancia?
Reconozco que tenía ganas de que te destetaras. A veces se hacía tan duro… Pidiendo teta cada dos por tres, preocupada por si estarías bien sin mí durante tres horas sin teta cuando te dejaba con los abuelos, o despertándome por las noches para dormir, finalmente, contigo y sin descansar del todo…
Y ahora, admito que vivo feliz sin el trajín del sacaleches y el esterilizador, y más tranquila sabiendo que estás bien mientras tengas amor, porque un vaso de leche lo encuentras en cualquier sitio.
Pero no tu teto. Aún no has encontrado sustituto para él, y lo sigues reclamando para poder conciliar el sueño. O cuando te estresas y te pones nerviosa. O cuando, entre tanta actividad tuya, necesitas desconectar un instante de ese mundo lleno de estímulos interesantes, y relajarte.
La leche que te han dao, Monstruita, se ha transformao. Ya no te alimenta ni te sacia, pero te calma y te consuela en su ausencia. Nunca pensé que, en cierto modo, me iba a gustar ser un chupete gigante, un chupete cálido que abraza y acoge, al que buscas. Te sigues despertando por las noches y yo sigo acudiendo a tu llamada. A veces, muy pocas, te vale con la tetina del biberón con agua que te ofrezco, para volver a conciliar el sueño. Otras, la mayoría, necesitas dar una chupadita de la teta para continuar durmiendo.
¿Se ha acabado la lactancia? Parece que aún no. Pero tú cambias rápidamente, y mi cuerpo también. ¿Os encontraréis Monstruito y tú en un futuro, colgando de mi pecho?

Acerca de Monstruua

Madre de dos, esposa de uno. Bloguera, asesora de lactancia y aprendiz de la vida.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

19 comentarios

  1. ¡Oooh! Tan duro y tan bello a la vez 🙂 Qué bien que no esté siendo traumático y que pueda recurrir a su consuelo más efectivo.

    Un abrazo

  2. La verdad es que todo esto está siendo una experiencia y una aventura. Seguiremos informando. Gracias, guapa 🙂

  3. Sí, bueno, es una etapa, tiene sus pros y sus contras. La verdad es que, por un lado, vivo más tranquila. Por otro, por las noches me sigue necesitando para dormir.

  4. Eso parece. Pues ahí no te voy a animar. Monstruita estaba muyyy pesada hasta que se empezó a acabar la leche. En cuanto a lo de la regla… a saber. En fin, ellos tienen la llave 🙂

  5. Esa misma intriga la tengo yo también 😀

  6. A saber… eso también lo deciden ellos en parte 🙂

    besos!!

  7. Yipi! Te he emocionado! 😀

    Bueno, ya veremos cómo va la historia. Como decía por ahí arriba, simplemente disfruto el momento.

  8. Qué curioso lo de que se destetara después. Así que siguió mamando en seco… Como Monstruita entonces 🙂

    Y sí, eso haré, carpe diem 🙂

    Besos!

  9. Solo 'casi'??? Pues vaaaayaaa :p

    Yo llevo 17 meses (el último de los cuales, de chupete). La verdad es que a veces estaba un poco agobiada, porque Monstruita pedía casi continuamente. Pero vamos, ahora que lo pide bastante menos, es cuando empiezo a valorarlo 🙂

  10. No me dejó comentar antes…. Qué experiencia! No tengo ni idea de lactancia durante el embarazo… Jejeje quizá se destete o no… Espero seguir leyéndote para ver como evoluciona. Cuídate

  11. Oh, pues no sé que decirte, si es un alivio tener tus ratitos si Monstruita enganchada, o es una pena, que ya no te busque. Pero siempre puede llegar a la relactación con el hermano.

  12. ¡Qué bonito! Snif
    Es un vínculo bonito el que se crea con la lactancia. Lo viven madre e hij@ y lo vemos los demás, disfrutándolo a la par.
    Olé por esa supermadre (nombramiento al superpadre también 😀 ) y olé por esa superhija, que enamorados nos tiene.

  13. ¿No me digas que si se te ha destetado casi por completo puede volver a reengancharse? Con la bichilla, a sus casi 10 meses, yo estoy viviendo su etapa más demandante de tea ¡toda la santa noche con la teta en la boca! Y claro, desde mi situación actual me da la sensación de que el destete no se va a producir nunca. Y en mi caso la lactancia no puede ser eterna, porque dicen que a estas alturas, si no he vuelto a menstruar no lo haré hasta 3 meses después de que finalice la lactancia ¡y yo quería tener más bichillos siendo razonablemente joven!

  14. Otro episodio más que "continuará…", aunque nos quedamos con la intriga de cómo. ^_^

  15. Qué bonito.. La emperatriz ultimamente durante el día yo la ofrezco pero prefiere jugar..por la noche llega el festival!! También me pregunto cuando no tomará..o si seguiremos y me lo acabará pidiendo… Disfrutemos mientras podamos de ser "chupetes enormes que calman con sus abrazos"!! besos!!

  16. Que me emocionas jodía! :****
    Lo importante es que estéis contentas las dos, cuando nazca Monstruito y te suba la leche ya se verá.. Igual Monstruita se apunta.
    Un abrazo!

  17. Que bonito! Y como me recuerdas a mi. Mi mayor mamo en seco en el embarazo y a los dos meses de nacer la peque se desteto. Ahora a veces me la pide, como anecdota, como recuerdo.
    Nunca se sabe, solo disfruta del momento, aunque a veces pese acaba acabando.
    Un abrazo

  18. Casi me emociono!!!!! Cuánto echo de menos que mi niño se quedara dormido a mi pecho. Pero bueno, con la peque vamos ya por 16 meses de lactancia y no parece que quiera dejarla, así que duraremos lo que tengamos que durar!
    Ains disfruta al máximo que luego se echa en falta
    Besoss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *