Tener un hijo es poco práctico: 4 verdades como puños.

Tener un hijo
Cómo me lo paso con las fotos, que alguien me pare, por favor.

Sí, señores y señoras, por si no se habían enterado, tener un hijo es poco práctico. Y lo digo como verdad verdadera, para todos aquellos que, en estos apenas cuatro meses de vida de Monstruita, me han dado algo que más que consejos, para ellos son axiomas indiscutibles. Consejos-axiomas que parecían obviar justamente eso, que tener un hijo es bonito, entrañable, y todo lo que ustedes quieran pero MUY poco práctico.

Los consejos más talibanes procedían, en su mayoría, de señores y señoras cuyos hijos no cumplían aún los diez años, o de personas con bata blanca a las cuales no se les pidió opinión pero que pasaban por allí (ojo, me encuentro y trato con médicos, pediatras y enfermeros muy competentes, pero también he visto cosas que no creeríais).
Es curioso, porque las personas cuyos hijos tenían quince años o más, me daban justamente los consejos contrarios, mucho más respetuosos con la tierna infante monstruítica.
Este post está bastante relacionado con el de Orquídea Dichosa, por si le quieren echar un ojo. Ahí van mis axiomas:
Axioma nº 1: “Dar la teta a demanda es poco práctico”
Argumentos escuchados (aunque un axioma no los necesita): lo de dar la teta a demanda esclaviza a la madre, que tiene que estar disponible siempre a cualquier hora y en cualquier lugar. No le permite dormir 8 horas seguidas. Eso estaba muy bien en el siglo pasado, pero para algo se inventaron los sacaleches, que permiten delegar la tarea en el padre, y así dejar más tiempo a la madre. Dale agua ahora en verano, que no pasa nada y no tienes que estar pegada a ella, que yo a los míos les doy agua, y míralos que sanos están.
Vamos a ver, señores, claro que tengo que estar pegada a Monstruita si le doy teta. Es lo que toca, no tiene ni 4 meses y no ha comenzado con la alimentación complementaria. Cuando decidí darle el pecho fue, entre otras cosas, porque sabía que era lo mejor para ella. Y lo decidí con todas las consecuencias. Aún así, saco mis ratitos para nadar, para el blog… Y, por supuesto, no me impide ver a mis amigos o hacer (cierto tipo de) cursos. El sacaleches se inventó para mantener la lactancia materna, no para sustituirla. Además, señores, una ventaja de la teta es que es cómoda. Si ando con el sacaleches, me toca andar esterilizando otra vez, sacándome leche, etc. MENUDO COÑAZO. Que ya me tocará cuando me incorpore a trabajar, no se preocupen, que para todo hay tiempo, y no se graduará colgada de mi teta, descuiden.

Y claro que pasa si le doy agua, pasa que me puedo estar cargando mi lactancia. Y mira, no me apetece cargármela, que va muy bien hasta ahora.

Axioma nº 2: “Estás todo el día pegada a ella, déjala con mi madre. Y estás con ella en brazos. La tienes malacostumbrada.”
Argumentos escuchados: Si la dejas un rato con mi madre (madre de un amigo), no pasa nada, no se va a morir. La prueba de que la tienes malacostumbrada a los brazos, es que seguro que en cuanto la dejas en el carro, llora. Verás cuando empieces a trabajar, te va a echar mucho de menos.
Primera cuestión: tu madre no es mi madre ni la de Monstruo, y no se ha ofrecido motu proprio, así que me quedo con Monstruita, que para eso fui yo la que la parí (y no tengo problema en dejarla con alguna de sus abuelas, que ya lo he hecho).
Segunda cuestión: no estoy todo el día con ella en brazos. Sobre todo porque Monstruita también me pide que la deje en el suelo a su aire. Y si me apetece cogerla en brazos, la cojo.

Y cuando empiece a trabajar, la que le echará más de menos seguramente seré yo. Pero no por eso voy a ir quitándole mimos ahora para que “se acostumbre”.

Curiosamente, las personas con hijos mayores de 15 años, me dicen lo contrario, que no me canse de abrazarla ni de besarla, que no pasa nada. ¡Bueno, sí pasa, que estamos más contentas las dos!
Axioma nº 3: “Déjala llorar un poco”
Argumentos escuchados: No pasa nada porque llore un poco. Si no, te va a tener todo el día pendiente de ella.
Si se intenta dormir y no se durmió tras la teta, gime quejicosa. A veces termina cayendo ella sola. Pero si veo que aumenta de nivel, le ayudo, porque sé que cada vez se excitará más y será más difícil dormirla.
Si no se está durmiendo, la suelo atender en seguida, porque eso es que le pasa algo. Grave o no, pero le pasa: que se aburre, que la deje en el suelo, que tiene hambre, que le molesta algo. Y a veces se calma en seguida. ¿Qué me cuesta, si se calma en seguida? Si tarda más, entonces es que algo le molesta y necesita de brazos, como tú y como yo cuando nos encontramos mal. Es lo que tiene tener un hijo.
Claro, a veces me pilla fatal porque estoy comiendo, o leyendo, o viendo una peli interesante, o escribiendo un post. Pero señores, tener un hijo es lo que tiene. Si hubiera querido tener un jarrón, ya sé dónde los venden y los sé diferenciar perfectamente de un niño.
Curiosamente, esta gente se asombra de que Monstruita sea capaz de estar despierta en el carro jugando a su aire, sin preocuparse de si me ve o no. ¿Será porque sabe que si se encuentra mal, acudiré? Monstruita, es cierto, no es un bebé muy demandantes, lo que no quita que mi actitud también ayude.
Axioma nº 4: “Déjame a mí, que yo sé”
Argumentos escuchados: Tengo más experiencia que tú porque tengo… (rellene el hueco: 2, 3, 4, 5) hijos.
Si te digo que es complicado trasladarla del sofá al moisés o al carro, es que es complicado. Y si encima de que abre el ojo en el traslado, le empiezas a hacer monerías, ya no se duerme ni de coña. Y esto último me parece de cajón de madera de pino, sobre todo si has tenido… (rellene el hueco: 2, 3, 4, 5) hijos.
Si te digo que la cojo en brazos porque le pasa algo, es que le pasa algo, no es que tenga bracitis (que y qué pasa si lo tiene).
Como me dijo una persona a la que aprecio, “las madres somos las mayores expertas en nuestros hijos”.
Conclusiones
 
Todos estos axiomas van orientados a obtener la comodidad de la madre/padre. Pero ya lo avisé: tener un hijo es MUY poco práctico. Si quiero estar cómoda, me tumbo en el sofá y ni se me pasa por la cabeza tener un hijo. Soy mayorcita, e intuía la que se me venía encima cuando mi decisión se hizo realidad.
No se preocupen, señores y señoras axiomáticos, que no faltarán los límites que tenga que haber en su momento.
Me decía uno de los presentes que los pediatras buscan el bien de su cliente, que es el niño, no del padre ni de la madre. Obviamente, sí, señor, es así. Y yo también pienso lo mismo. ¿Que he renunciado a cosas? Elemental. Y algunas ya las iré recuperando con el tiempo. Otras no, pero tampoco recuperaré este tiempo de crecimiento de Monstruita, que pasa y no vuelve nunca más, por muchos vídeos que te pongas y fotos que mires.
Sé que si algún día Monstruita tiene un/a hermanit@, será diferente. Pero creo que intentaré que la crianza siga siendo respetuosa para toda la familia. Y además, como decía mi tía abuela, “para la primera vela siempre hay cera” así que, ¿por qué le voy a racionar mi tiempo y mis ganas si tengo un camión lleno?

Acerca de Monstruua

Madre de dos, esposa de uno. Bloguera, asesora de lactancia y aprendiz de la vida.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

41 comentarios

  1. Pero cuanto listo suelto hay por el mundo! ya me gustaría a mi ver si con sus hijos hacían lo mismo que pretenden que hagas con la tuya…en fin, deben de repartir diplomas y másters en educar a niños ajenos y no nos hemos enterado! (cuentos de amatxu)

  2. Absolutamente genial 😉 Me ha encantado!
    Comparto 100% todas y cada una de tus palabras!
    Ojalá lo leyera quien relamente debe hacerlo 😉

  3. AHHH la que me espera! yo ya lo estoy viviendo en el embarazo! Cada vez que pienso en que me va a pasar esto cuando nazca me pongo mala!
    Yo tengo un problema… mi madre es lactancia materna 100% no hay otra opcion y ella me dio el pecho a mi hasta los dos años!… y mi suegra es lactancia artificial! y yo quiero darle hasta los tres meses y ya luego ver como lo llevo, prefiero seguir con la lactancia materna, pero no me quiero agobiar con el tema! y las tengo a las dos quemacocos… a mi madre la puedo mandar a freir churros! a mi suegra no! asi que ya ves la situacion cuando nazca el crio que me espera!
    Descubri recien tu blog y estoy encantada leyendo!!! 🙂 me encanta!

    Y hace un tiempo hablaba con una de mis cuñadas que no tiene hijos y me decia que afortunada era porque todos en mi grupo de amigos me estarian aconsejando! ella lo veia como algo positivo y yo le explique que en mi caso era una molestia, porque soy bastante independiente y si necesito ayuda la pido al igual que consejos! lo que no quiero es que a estas alturas me den charlas y me "enseñen" cuando no me he matriculado en esa clase!… para colmo los consejos en mi caso han venido de gente que o sabe menos que yo o no tienen ningun fundamento excepto que se lo ha dicho su madre! Por ultimo tengo que decir que las madres primerizas (en mi caso) son las peores… todo lo que le pasa a sus hijos lo extrapolan al resto de la poblacion!!! da la casualidad de que yo soy la ultima de mi grupo de amigas en tener hijos y estan todas dandome consejos no solicitados! En muchos casos hasta mi marido ha pensado que han sido consejos a mala idea!

  4. Lo mismo digo, gracias! 🙂

  5. Paciencia, y que sí a todo mientras luego haces lo que te parezca 🙂

  6. Bueno, a veces yo solo intuyo y otras no lo sé pero mejor que dejarle llorando hasta que se canse, me parece cogerlo en brazos mientras averiguo qué pasa!

  7. Ya te digo. En fin, al tiempo 🙂

  8. Lo gordo es que muchos de estos eran padres. Que en fin, por mucho que se impliquen, no estaban las respectivas para decir algo.

  9. 🙂 si es que es así! Ni siquiera Monstruita quiere brazos siempre!

  10. Ya te digo! Paciencia 🙂

  11. Jajaja muy fina tu respuesta 🙂 Aunque por mi actitud, al final se dan cuenta de que por uno me entra y por otro me sale!

  12. Lo malo es que algunos de estos "entes" eran sabihondos!

  13. Que la que tiene dos velas es lista, porque si se apaga una, siempre le queda la otra…

  14. Síiii, pero yo más de una vez me he mordido la lengua, pensando: "si les va bien así, quién soy yo para meterme". y digo yo que los demás podrían hacer lo mismo!

  15. Gracias, la verdad es que me está gustando ver que somos muchos los que pensamos así 🙂

  16. Jajaja jaaaa tendré en cuenta lo de la ventana yo también xD

  17. Pues parece que hay algunos a los que les cuesta, ains!

  18. Los comentarios siempre se harán esperar, yo he aprendido a asentir y a decir "ah si?" "enserio?" "no sabía" pero por dentro grrrr!

    😀 En madres como tú he encontrado a fuerza que necesitaba para seguir adelante con mis ideales. Gracias!

  19. Qué miedo me dan todas estas cosas, no sé qué paciencia voy a tener con lo que odio que me digan lo que tengo que hacer….ains!! ya os contaré pero me temo que me sonarán todos estos axiomas :S

  20. Efectivamente los mismos "consejos" he escuchado. "Dejamelo un ratito que si llora no pasa nada" Como que no pasa nada!! (mientras se me eriza el pelo y cambia mi cara).
    Creo que ha quedado todo dicho con tu post, gracias por plasmarlo tan claro.
    A final de cuentas somos madres y sabemos que necesita, que le pasa, si tiene hambre, sueño, o si esta molesto/a porque ya se hartó del gentio….
    Felicidades por tu post!

  21. Pensaba que lo tenía superado, pero cada vez que leo este tipo de argumentos, sobre todo el "déjame, que yo sé", me da una rabiecita que fácil no me dejará dormir esta noche… a ver, respiremos, contemos hasta 10 y volvamos a sonreír que no vale la pena amargarse el rato.
    No sé por qué tantas mamás hoy en día, y en distintos continentes, tenemos que escuchar este tipo de cosas, que la bracitis, que la mamitis, que la tetitis… como si por cargarlos y arrullarlos nuestros hijos fueran a convertirse en horribles seres humanos. Lo último que escuché, aunque esta vez no se dirigían a mí, fue "Solo se duerme en brazos? Entonces, ya te manipuló". Auxilio.
    Me encantó tu final.

  22. Ole, ole y ole. Que hartez de algunas, que si algo me dije a mi misma cuando sea madres es que dios me libre de sentenciar verdades a otras madres, que podré contar mi experiencia, pero desde la prudencia siempre y el saber que cada niño/madre/jarrón son un mundo.

  23. Están todos cortados por el mismo patrón, debemos vivir en el mismo círculo jajajaja, qué gente de verdad. Ahora que el tiempo te da la razón y mira loq ue les digo yo ahora, menudos brazos quiere la pequeña, NINGUNO, solo quiere andar y andar y andar, si es que hablan sin saber. Tu sigue así que monstruita está feliz y punto.

  24. Ah es que me encanta tu post!! y te encuentro todisima la razón.Yo también he escuchado esos comentarios, pero de gente lejana, porque mi madre y hermana son igual de cariñosas y piensan lo mismo que nosotras.Mi bebé queria estar todo el día en mis brazos incluso cuando dormia y jamas deje de hacerlo…ahora ya no lo necesita…eso si que tengo la espalda bastante adolorida jaja pero el corazón bien llenito…y eso de dejala llorar ufff es que no me gustan para nada esos comentarios, como una madre puede dejar llorar a su bebé que por algo sera que llora…aunque sea solo de mañosa…seguro quiere sentir a su mami.que tiene eso de malo!! El otro comentario de siempre es no dejes que duerma contigo!! cual es el problema si de seguro despues ya no querra dormir con uno y ahi si que los extrañaremos jeje Los niños crecen tan rapidos y no siempre seran niños, hay que aprovecharlos.
    Tu a seguir tal cual…que se nota lo estas haciendo muy bien.

    besitos y abrazos

  25. Si es que está claro que a todas las mamás primerizas nos pasa lo mismo: se creen que no sabemos lo que hacemos. Y muchas veces es verdad, pero "si quiero tu consejo ya te lo pediré, no te preocupes". Lástima que mi madre me educase para ser educadita y en vez de eso me salga "lo tendré en cuenta, gracias".
    Un besico!

  26. Leo tu post y ya empiezo a temer que llegue el momento de mi parto y todos los consejos de mi "experimentado" entorno respecto a la crianza de mi bichilla. ¡Qué cansina es la gente! Completamente de acuerdo contigo: si hubiésemos querido seguir viviendo en nuestro limbo de pareja romántica y sin preocupaciones no hubiéramos decidido dar el paso radical de aventurarnos a ser padres primerizo ¡sin conocer cómo pueden ser las consecuencias! Ánimo y paciencia con las sabihondas del entorno.

  27. "Para la primera vela siempre hay cera" y había otro… Algo de dos velas encendidas…

  28. Eso mismo pienso yo cuando la gente me dice: ¡la que te viene encimaaaaa!
    Bueno, cuando estábamos tumbaditos en el sofá mirando el fuego de la chimenea valorábamos altamente ese momento pq sabíamos que en cuanto nos decidiéramos a dar el paso todo cambiaría ¡que no somos tontos!
    ¡Aish! ¡Como nos gusta quejarnos! 😛

    Un beso,

  29. A mi el "dejame a mi que yo se" me ponia mala, jajajaja…ahora tengo más paciencia 😉
    La verdad es que soy poco de axiomas, cada uno encuentra su punto para hacer las cosas…ahora lo que nos gusta dar opiniones, leche :p (no va por ti, va por el mundo mundial jejeje 😉 )

  30. Tan cierto como la vida misma! un hijo es muy poco práctico pero cogerlo en brazos a todas horas, "malacostumbrarles" y consolarles cada vez que lloran es de las cosas mas gratificantes que existen, yo no me canso de hacerlo, y al que le parezca un sacrificio, pues como tu bien dices, QUE SE COMPRE UN JARRÓN 🙂
    Genial Post.

    Bss

  31. Me has abierto los ojos, yo que pensaba que llevaba una vida bastante apañada y resulta que he tirado la practicidad por la ventana!!
    La verdad es que tengo que valorar muchísimo la suerte que tengo, porque nadie me ha dicho nada por el estilo, no tengo que ir resoplando por consejos no pedidos. Solo me dijeron "acostumbrarla a brazos es peor que tirarte por la ventana". Sonrisa bobalicona por mi parte y les cerré la ventana, por si acaso que vivo muy alto!

    Disfruta de la vida poco práctica!

  32. Ole, ole y ole! pedazo de post, no puedo estar más de acuerdo contigo!!

    Totalmente de acuerdo en que las "madres somos las mayores expertas en lo que a nuestros hijos se refiere".. y además, es nuestro dcho, bueno, y el del padre, criarlos y educarlos como buenamente entendamos que sea la mejor manera… pero, siempre, a nuestra manera, y a la de nadie más…

    Besos

  33. Es verdad 😀

    A mí me han llegado a decir: "¡qué sacrificada, que deja de comer para dar de comer a Monstruita!"

    Y no, señor/a, dejo de comer, para poder continuar luego con tranquilidad, y sin destrozarme los nervios porque un bebé, que es mi hija casualmente, se está desgañitando a pleno pulmón en la habitación de al lado.

    Porque continuar comiendo mientras Monstruita berrea, para mí es una tortura. Así que, incluso, soy egoísta.

    Beso!

  34. Ya te digo, lo mismo pienso. Una cosa es que pidas consejo por algo concreto, y otra muy distinta que te lo impongan y, además, sin pedirlo!

    Beso!

  35. La verdad es que es una suerte poder contar con personas así. O, al menos, echarse un rato tranquilo de charla, sin temor a ser juzgada 🙂

    Beso!!

  36. A mí lo que me da rabia es que cuando me dicen lo de que dar el pecho es muy esclavo y que oh qué sacrificios!, en realidad me hacen pensar en algo en lo que no quiero pensar. Una madre no está todo el día pensando "Qué sacrificada soy, qué esclavo es esto", no, lo hacemos y punto, por amor a nuestros hijos. No quiero estar pensando en ello y menos que me lo diga algún metomentodo.

  37. Pues ale, ya está todo dicho, explicado y masticado. Cuando queríamos ser madres, ya sabíamos a que nos ateníamos, que de vez en cuando nos quejemos por esa "falta de libertad" es hasta normal, para no terminar locos de la cocorota, pero que yo prefiero mi maternidad a estar dando tumbos hasta las tantas de la noche, con bebida sacada de un tonel que me destroza el estómago.
    Yo… No doy más consejos que el que cada una escuche a su propio sentido común, no soy quien para dar consejos, cada niño es un mundo; y aunque los escucho, son mis hijas, y como madre, les doy lo que creo que es bueno para ellas. Sea teta, yogur o gusanitos.

  38. Gracias a dios hay muchas frases que no he llegado a oir. Mi tia tiene 7 y ella es la primera que dice: si yo de uno a otro hombre..tienes practica pero cada uno es un mundo y cambian tanto las cosas entre uno y otro que es un constante aprendizaje. eres tu y tu hijo..tu te adaptas y el se adapta.

    Pasa de todos y dejate llevar.

    Desde entonces la escucho muchisimo. mi madre me lo recomendó ya que como ella me dijo una vez: nena, tu dirás que tengo mucha psicología con el pequeño, pero tambien años, y hay muchas cosas que ya olvidé…Habla con tu tía. Te podrá ayudar. y Asi fue. No me juzga, sino que me anima a ser libre…

    Un besazo y dejemos al instinto salir.

  39. Gracias, guapa 🙂

    Yo he llegado a la conclusión de que, si depende de cantidad, las únicas que saben 'estándares' más apropiados son las cuidadoras de escuelas infantiles y enfermeras que trabajaban con bebés. Y aún así…

    Supongo que cuando una es primeriza, todo el mundo quiere meter la nariz. Pero a veces me harta la falta de respeto!

    Besos!!

  40. Hay que ver lo mucho que me suenan algunos de tus consejos… Yo siempre digo que cada hijo es de su padre y de su madre, aunque éstos sean los mismos. Si dos (o tres) hermanos no son iguales ni demandan las mismas cosas ni se entretienen con los mismos juguetes, ¿por qué lo que vale para el hijo del vecino tiene que valer también para el mío?
    Aunque cueste creer, a mí también me han dicho cosas desde la voz de la experiencia gente con uno o dos hijos y, mira tú por dónde, si es cuestión de cantidad, la más experimentada en esos casos soy yo. Aunque yo creo que siempre somos primerizas con los hijos. Da igual el número. Como cada uno es distinto de otro, siempre se está aprendiendo.
    Me ha encantado tu post. Lo de Coco, el bebé y el jarrón está genial 😀
    ¡Besotes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *