Madres trabajadoras y lactantes: no necesitamos tu lástima.

  A ti, que has escrito esta entrada donde nos llamas heroínas a las madres trabajadoras que mantenemos la lactancia pero a la vez te compadeces de nosotras; a ti, que gritas por todas y no sé si por ti misma. Pues bien, aquí está mi deseada respuesta que canta por mí… Sigue leyendo aquí