Cuentos personalizados: Yuri y el calamar volador.

Estaba yo absorbida por la reincorporación al trabajo, la crianza de dos criaturas de menos de tres años, el mantenimiento de una casa y el cuidado de un gato, con mi blog criando telarañas cuando un buen día, Iván Cortázar decidió confiar en mí y ponerse en contacto conmigo. No… Sigue leyendo aquí