Semana Mundial de la Lactancia Materna 2014

Bajo el lema: Lactancia Materna, un triunfo… ¡para toda la vida!, este año se vuelve a celebrar la Semana Mundial de la Lactancia Materna.
Muchos ya oíamos que la lactancia materna es lo mejor para el bebé y para la madre. Bien, hagámoslo real. ¿Existe información suficiente? Claro que sí, y al alcance de la mano pero es necesario buscarla. Desde luego, la información acerca de cómo adquirir y dar leche de fórmula es bastante más abundante y no es que sea accesible, no, es que nos la cuelan con calzador en cualquier circunstancia (calendarios, muestras gratuitas, televisión…).
¿Tú, mujer, ya has decidido de antemano que no quieres dar el pecho a tu bebé? Adelante. Pero ¿Y tú? ¿Estás a ver si “tienes suerte”? Pues ya podemos ayudarte a espabilar entre todos, porque a la mínima que dudes, que desfallezcas, que tengas una dificultad por pequeña que sea, a tu bebé le van a meter un biberón de leche de fórmula entre pecho y espalda antes de que puedas decir “esta boca es mía” (seguramente seas tú, además, la que lo haga, pensando que no existen alternativas viables).
El apoyo para la lactancia materna en España actualmente es de boquilla; todo el mundo está a favor pero nadie sabe nada al respecto: ni la mayoría de los médicos, ni la mayoría de los pediatras, ni muchas matronas, ni la mayor parte de las abuelas, amigas o vecinas.
La lactancia materna no es suerte al 100% , es un trabajo que se prepara durante el embarazo, ¡no esperes al día del parto, a tener al bebé en tus brazos, para saber si podrás amamantar o no! ¿Qué hace falta?
Alimenta a tu bebé en cualquier lado.
¡Quiero ese camión!
Foto: studioforcreativeinquiry
  • INFÓRMATE: Lee libros relacionados con el tema, artículos, blogs, folletos, ve documentales… Será necesario que cribes la información pero, créeme, te ayudará. Pregunta a madres que sepas que han amamantado. Averigua qué grupos de apoyo a la lactancia existen en tu zona, y cuándo se reúnen; ante el más mínimo problema, ¡acude a ellos! Están llevados por asesoras de lactancia expertas en el tema.
  • MENTALÍZATE: No conozco lactancias fáciles: una parte de la lactancia es intuitiva, pero otra gran parte depende del aprendizaje continuo tanto del bebé, como de la madre. Así que la tuya puede ser complicada… ¡aunque hayas amamantado a tu primer bebé sin problemas! Además de las consabidas grietas en los pezones, mastitis, hongos, etc., pueden aparecer otros problemas que no habías esperado: rechazo por tu parte del pecho, rechazo del mismo por parte del niño, agotamiento, escaso apoyo por parte de tu entorno… De nuevo, para eso están los grupos de apoyo a la lactancia. Si aún así, te sientes abrumada por las dificultades, medita la decisión y no te arrepientas, ni te culpes, ni te lamentes: ¡disfruta de tu maternidad!
  • EMPODÉRATE: Con toda la información y el apoyo que has conseguido ya, no dejes que las barbaridades por parte de algunos profesionales médicos arruinen tu lactancia. También posees ya herramientas para responder a la vecina del segundo cuando te suelta el “¿todavía tienes leche?”, o a los “¿por qué no le das un poquito de biberón, que tu leche ya no es suficiente?” de familiares bienintencionados. Si les respondes adecuadamente, les estás pasando información valiosa y estás contribuyendo a que la lactancia materna sea visto como algo normal.

Foto: hsinho47
  • CONFÍA Y DAOS TIEMPO: Confía en tu cuerpo, confía en tu bebé. Del mismo modo, hazle caso a tu cuerpo y a tu bebé. ¿Necesitas descansar? Pide ayuda si hace falta. ¿Tu bebé pide mucha teta? No dudes de tu capacidad de producir leche, ni pienses que él/ella te quiere manipular de alguna manera. Confía, el dolor pasa, las malas rachas pasan aunque parezca mentira, la lactancia, al final, se vuelve placentera para ambos, para el bebé y para ti.

  • EL PADRE: Y tú, como padre, no pienses que tu papel es accesorio, aunque al principio te lo parezca. Para nosotras es muy importante esa paciencia que muestras cuando el bebé interrumpe porque quiere otra vez teta. O el tiempo que le dedicas a hacer la compra y la comida (o a comprarla hecha, o a ir a casa de mamá a por ella, da igual). O tu comprensión porque estamos tan volcadas en el bebé, que puede parecerte que no existes para nosotras. O tu ayuda vital para cambiar el pañal o bañarle o darle un paseo de vez en cuando.
  • MANTENER LA LACTANCIA CUANDO TE INCORPORAS A TRABAJAR: Te remito a “infórmate”: lee, pregunta, investiga y acude a tu grupo de apoyo a la lactancia más cercano.
Digamos que estos puntos son los que yo considero imprescindibles para que la lactancia materna tenga éxito durante, por lo menos, los seis primeros meses de vida del bebé. ¿Y quién soy yo para decir esto? Nadie: no soy asesora, no tengo el IBCLC, no soy doula, ni matrona, ni médico. Solo soy una madre más que ve cómo muchas lactancias fracasan a su alrededor por malos consejos o falta de información.
Espero así poner mi granito de arena y, quien sabe, quizá ayude a alguien.

Acerca de Monstruua

Madre de dos, esposa de uno. Bloguera, asesora de lactancia y aprendiz de la vida.
Marcar el Enlace permanente.

15 comentarios

  1. Gracias, guapa. Es verdad, es una carrera de fondo, ¡pero es que nadie te lo dice! Parece que el bebé se engancha a la teta, y ya está, hale, así de fácil. Que algún caso habrá, pero vamos…

  2. Muchas gracias, viniendo de ti es un gran halago!!

  3. Gracias, guapa. Es la palabra de moda, pero es que a mí también me encanta 🙂

  4. No, mujer, de doula nada, que no tengo ni idea. Pero digamos que todas pasamos por cosas muy similares, ¡pero nadie nos las cuenta antes! ¿Para qué narices sirven las clases de preparación al parto? Uf!

    Enhorabuenísima por tu lactancia, ¡nosotras podemos! 🙂

  5. Eso creo 🙂 A ver si le sirven a alguien…

  6. Sí, las dos cosas son clave, ¡que viva! :)))

  7. Uf, lo es, sí, yo los primeros seis meses andaba flotando, ¡es increíble verles crecer solo a base de tu teta!

  8. Gracias, guapa. Bueno, es mi (escasa) experiencia. Si le sirven a alguien, bienvenidos sean 🙂

  9. Grandes consejos. Me encanta tu recopilación. ¡¡Felicidades!!!

  10. Genial post! Me encanta la palabra "empoderate". Jejeje
    Una buena celebración….

  11. Olé! No serás doula pero podrías serlo perfectamente. Las grietas, los comentarios de familiares, las dudas de si será suficiente leche, el cansancio… Qué identificada me he sentido!
    Si no hubiera sido por el grupo de apoyo a la lactancia, me habría rendido. Hoy mi bebé tiene 8 meses y aquí está "enganchado" felizmente, y yo tan orgullosa!!!

  12. Así mismo es!!! Puntos claves para mantener una lactancia exitosa.

  13. yeahhhhhh la información es la clave al igual que las ganas de dar lo mejor al bebé. Viva la teta!! jajaajaja

  14. No hay mejor consejo que el de la que lo vive, la lactancia es dura sin duda y nadie te prepara para ella pero cuando lo consigues es algo indescriptible! Genial el post!

  15. ¡Estupendos consejos! Aunque no seas asesora ni matrona, los consejos más valiosos vienen de quien ha vivido la experiencia. Ojalá en mi primera lactancia hubiera conocido alguna madre lactante, me habría venido bien..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *