Premio: Los 7 pecados capitales de la lectura.

Vía Planeando ser padres, me llega este premio bastante chulo, más que nada porque se sale un poco de lo habitual. Viene cargadito de preguntas, claro, como no podía ser menos:

1. Avaricia: ¿Cuál es tu libro más caro? ¿Y el más barato?
El más caro va a ser ese que está escribiendo Monstruo, y que no me atrevo a leer, porque seguro que me cuesta el sofá (dormir en el sofá, quiero decir).
Y el más barato, uno que me encontré tirado en la calle, entre otros, que empecé a leer y me pareció tan rollo, que ahí se quedó.
2. Ira: ¿Con qué autor tienes una relación amor-odio?
Con Arturo Pérez Reverte, me encantan sus artículos, pero sus novelas me parecen un rollo patatero aséptico y sin gracia. Y mira que me he leído unas cuantas para darle la oportunidad, pero nada, no hay manera (excepto La sombra del águila).
3. Gula: ¿Qué libro te devoras una vez tras otra?
Ya hace tiempo que no releo, me dedico a ‘obra nueva’ (aunque suene a Manolo&Benito). Desde que descubrí las bibliotecas, y luego aumentó mi poder adquisitivo, procuro no repetir. Pero podemos hablar de autores, y entonces me quedo con gente como Delibes o Bukowsky.
4. Pereza: ¿Qué libro no has leído por pereza?
El Hobbit. Me terminé El Señor de los Anillos por narices, y me pareció tan tedioso que decidí no volver a leer a Tolkien nunca más.
5. Orgullo: ¿De qué libro hablas para parecer intelectual?
Pues… no lo sé. La verdad es que como no suelo coincidir con gente que lea algo más que best sellers, procuro no hablar de literatura en general. Ojo, algunos best sellers me han gustado, ¡pero hay algo más en la vida!
Por cierto, Murakami apesta. Hale, ya lo he dicho. Porque yo sí me he encontrado con alguno/a que lo cita para parecerlo.
6. Lujuria: ¿Qué encuentras atractivo en los personajes femeninos o masculinos?
Que tengan carisma a veces. Otras, que sean complejos o particulares como, por ejemplo, Ignatius Reilly (da asquito, lo sé, pero ¿habéis encontrado a otro como él en toda la literatura?
7. Envidia: ¿Qué libro te gustaría recibir como regalo?
El que yo pida. Siempre le digo a los de mi entorno que NUNCA me regalen un libro. Solo le dejo a Monstruo recomendarme o regalarme libros, porque sé que le gusta leer y, en ese sentido, me conoce bastante también.
Cuando aún así, alguien se ha empeñado en regalarme uno… uf… fatal. Lo termino leyendo, pero no me suele hacer ni pizca de gracia.
Ahora entrego el premio a otros 5 blogs para que me desvelen sus vicios literarios (hay tantos, que sigo sin repetir premio). Y son…
Planeando ser padres Vale, este blog ya lo premié alguna vez, pero así le devuelvo el premio 😉
Hale, hasta el próximo post… o premio.

Acerca de Monstruua

Madre de dos, esposa de uno. Bloguera, asesora de lactancia y aprendiz de la vida.
Marcar el Enlace permanente.

7 comentarios

  1. Hay algunos libros que son horribles de leer, si alguna vez me han regalado alguno que no he podido continuar, lo he dejado en la estantería. Soy incapaz de terminarlo si no me engancha.

  2. habrá que darte premios para que vuelvas a escribir? 😛

  3. Nuevo premio en mi Blog!!

    Saludos

  4. Enhorabuena a monstrua y a todos los premiados!!

    Poco más puedo decir sobre el post.. porque vamos, yo leer, lo único que leo es revistas de bebés y manuales sobre diseño gráfico… no me queda tiempo para más, aunque reconozco que nunca he sido muy forofa de leer, y lo dice una bibliotecaria!! en fin, me callo, que cada vez estoy quedando peor..

    Besos

  5. Encantada de haberte descubierto y mil gracias por el premio!! Yo, como Madre solo hay una, voy a tomarme mi tiempo, que estas preguntas no son sencillas. Un besazo

  6. Mounstriii Qué emoción! Muchas gracias! mira que en mi vida pre Mamá, me dedicaba a analizar los libros muy seriamente, pero nunca, nunca, se me había ocurrido verlos de esta manera. Interesantísimo. Me voy a tomar mi tiempo porque no me parecen preguntas fáciles de responder. Ahora me voy a ver por qué tu hijo es un melón.

  7. Mira, nunca había leído nada de Murakami pero si ya me lo presentas así… ¡como que no me van a entrar las prisas por hacerlo! Ya mismo te veré rodeadita de libros infantiles y ñoños… ¡verás qué cambio tan traumático!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *