Lactancia en tándem, mi experiencia de mes y medio

Lactancia en tándem
Imagen CC de Celeste Burke
Resulta que aunque durante los tres últimos meses de embarazo yo dejé de producir leche, Monstruita continuó dándole a la teta con fruición. Parece ser (lo supe tarde) que aún salían unas gotas de calostro pero, claramente, Monstruita buscaba más el consuelo y el relax de la teta a falta de un chupete que nunca quiso (que era pequeña pero no tonta). La lactancia en tándem estaba al llegar.
Y nació Monstruito.
Se enganchó, aunque le costaba un poco al principio. Su hermana no entendía muy bien qué pintaba ese ente tomando también la teta de su madre. Así que, por si acaso se la confiscaba, exigía teta cada vez que le veía y se mantenía soldada a ella hasta que su hermano soltaba. La lactancia en tándem se había presentado.
Para apañarme, me colocaba primero a Monstruito y luego dejaba que Monstruita se situara como pudiera, que para eso era más grande y tenía muchas horas de parque y de hacer el mono a sus espaldas. Únicamente tenía cuidado de que no le clave el codo a su hermano o le dé un cabezazo; aún así, me quedaba una mano para acariciarla. La pobre se permanece a un lado como puede, parece un anexo que pasaba por allí por casualidad.
Conste que al principio aquello de la lactancia en tándem me hacía gracia. Me hice alguna foto y la mandaba por Whats App a mi familia; incluso servía para que Monstruita estuviera más cerca de su hermano e interactuara un poco con él.
Pero llegó ser agobiante amamantar a los dos con la tensión que supone procurar que Monstruito continúe enganchado y que su hermana mame sin patearle demasiado. Comencé a buscar ratos a solas con cada uno para disfrutar eso que había perdido pero era difícil.
Cuando pasó un mes aproximadamente, Monstruita comprendió que seguiría teniendo su teta, que tengo dos y aunque tuviera una, podría compartir. Ahora coinciden ambos menos veces. En la lactancia en tándem ahora tanto el día como las noches son un poco más descansadas en ese sentido.
Y, bueno, para los amigos de los mitos sobre la lactancia, Monstruita no le quita la leche a su hermano. Es más, Monstruito está cogiendo peso más rápidamente que su hermana a su edad.
Por supuesto, ya han llegado los primeros comentarios al respecto. Mi suegra no cesaba de repetir al principio que era algo insólito a pesar de que yo le aseguraba que, realmente, no es tan extraño y no soy la única ni mucho menos. Otras personas se prodigaban en “elogios” hacia Monstruita por seguir mamando, que prefiero no describir aquí.
La lactancia en tándem es para vivirlo. Y aún me queda, señores y señoras, porque esto acaba de empezar.

Acerca de Monstruua

Madre de dos, esposa de uno. Bloguera, asesora de lactancia y aprendiz de la vida.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

12 comentarios

  1. Me veo en dos meses como tú, menos más que estos días le ha dado porque amamante a un pulpo de peluche, eso si le dice ya lo quita de la teta y lo tira a la cuna. Jejeje. Pero estoy más que convencida que aunque el tándem sea posible esos momentos de intimidad con cada hijo y sobre todo con el nuevo bebé son muy necesarios, y tambien para el número uno . Seguiré de cerca tu experiencia. Bonito post!

  2. No había imaginado el "efecto hermano" tan estresante! qué bueno que hayan encontrado sus propios momentos y ritmos, para comentarios ajenos pfffff!!!

  3. Tenemos muchísimas ganas de tener otro bebé, y la duda de si destetar o no está ahí, en el fondo, que se que haré lo que me salga de las tetas, o mejor, lo que le salga a ella, acabaré en tandem. En el fondo le tengo miedo, no te digo que no… Felicidades por esa bimaternidad, y todo el amor <3

  4. Pues ole!! quienes tienen que estar cómodos con esa decisión sois tú, monstruito, monstruita y el papá. Los demás…plin.
    Desde luego es una gran aventura!

  5. Yo no lo he vivido pero ole por hacerlo si es lo que quieres!!! Imagino que los comentarios son de traca

  6. Casi me pongo a aplaudir esta mañana en el metro!! Al paso que voy me veo igual que tú dentro de un año o dos…Y tal y como haces tú, pasaré olímpicamente de los comentarios.. Mucho ánimo!!

  7. Pues poco te ha dicho tu suegra. Si yo amamantando a mi bichilla única de 14 meses ya levanto suspicacias,no me quiero ni imaginar lo que diría la gente de mí si llevara a los dos churumbeles enganchados. Oye, aún así, es que no me imagino lo de la lactancia en tándem. Tú lo explicas de una forma muy natural, pero mi bichilla sigue haciendo tantas tomas, sobre todo por las noches, que yo sería incapaz de vivir con otro miniser que me demandase tanto.

  8. Buenas! Te leí ayer pero mi móvil y tu blog no se llevan nada bien..
    Me voy a comprar un sombrero sólo para poder quitarmelo cuando cuentas estas cosas… Mi hijo me hace unos tetasutras que no sé cómo no se parte en dos, así que me cuesta de imaginar lo mismo pero con el añadido de un recién nacido.
    Los "elogios" que dices me los puedo imaginar, pero oye, los pechos son tuyos y los niños también, así que pasa…

  9. Guau maja, tiene que ser toda una experiencia eh! Por aquí aunque la padawan lo dejó unos meses antes de que llegara Pixel cuando lo vió también quiso ponerse pero para hacer el tonto más que nada, ella era un bebé también que quería teta como me decía, así que le dejé y ni siquiera succionó la pobre, animalicos. Pero no me hubiera importado para nada aunque sí que tiene que ser agobiante pero bueno te digo que igual hubieras tenido a monstruita encima aunque no enganchada, a mi me ha pasado…

    Enhorabuena y a seguir así!

  10. A mi me parece estupendo la lactancia en tandem, y también me parece muy complicada, cuando son de distinta edad. Debe ser fabuloso.

  11. ya se podían meter esos "elogios" por… En fin! pues que enhorabuena por poder vivir la experiencia, si dar el pecho a uno es mágico a los dos tiene que ser genial 🙂 No se si yo llegaré a eso o Miss L se destetará antes de que llegue un hermanit@… Un besote

  12. Ole!!! Tiene que ser una experiencia muy bonita, y bueno, opinólogos los ha habido, los hay y los habrá, así que pasando de ellos y a disfrutar vuestro momento. Un besazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *