Embarazarse es ahorrar

Porque aunque me haya tenido que comprar algo de ropa (algunos pantalones y poco más), lo que me ahorro en ropa que dejo de comprarme porque no me va a valer, no tiene precio.
Porque gracias a mi supercalefactor interno de embarazada, la calefacción casi ni la pongo.
Porque aunque nunca he bebido demasiado, lo que me ahorro en copas, me lo puedo gastar en taxis sin remordimientos.
Porque como no puedo cargar tanto en la compra, evito gastos superfluos cuando voy sola.
Porque como me conviene caminar, utilizo menos el coche y eso que me ahorro en gasolina (y en transporte público).
Porque se me ha ido el acné (sí, a mí edad y con estas pintas…), y de utilizar 4 cremas distintas, he pasado a darme solo la hidratante.
Porque como ya no debo tomar café,  dejo tranquila a la máquina del curro y solo la visito una vez al día (y encima es descafeinado, aunque no es más barato, encima que le quitan la cafeína).
Vale, se me está yendo el dinero por otro lado, pero como no pega con el título del post, no lo pongo, hale.

Acerca de Monstruua

Madre de dos, esposa de uno. Bloguera, asesora de lactancia y aprendiz de la vida.
Marcar el Enlace permanente.

4 comentarios

  1. Jajajaja ¡no me digas que la gente critica por ir andando a todas partes! Yo soy fan, aunque lo dejé un poco de lado últimamente, pero ahora, con más razón 🙂

  2. ¡Muy buenas formas de ahorrar! Lo mejor de lo que explicas va a ser que la gente va a dejar de criticar nuestra afición por ir caminando a todas partes, porque cuando llegue el momento tendremos la excusa perfecta ¡estamos embarazados y tenemos que estirar las piernas todo lo que podamos! Creo que incluso pediremos al ginecólogo un papel que demuestre que a caminar nos obliga él, porque es que nuestro entorno tiene una afición insana al coche…

  3. Cachis, mi gozo en un pozo. Aún así, se agradece el descanso que le da a una el maldito acné, que es que ni me lo creo.

    En cuanto a los trapitos… ya se los están amontonando las abuelas, así que no hay problema. Yo me dedico a cosas más mundanas, como cunas y demás 😉

  4. Corroboro lo del acné! y… siento decirte… que, pasada la menopausia tetil, vuelve a salir 🙁
    A mi también me parecía que en el embarazo ahorraba mucho… y me lo gastaba en trapitos para Olivia, jijiji
    ya no queda nada! cuenta atrás!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *