Embarazadas y defecar naturalmente

defecar
La cagué…

Ante tanta corriente con fuerza sobre el parto no medicalizado, y la búsqueda para volver a los orígenes al respecto, aunque de una manera mejorada por la ciencia, yo lanzo la pregunta siguiente, aunque suene soez: ¿Sabemos cagar en el mundo occidental?

Porque claro, una lee por ahí que evacuar inadecuadamente puede provocar, entre otras lindezas, hemorroides. Y mira tú por dónde, las embarazadas somos el grupo candidato ideal para las almorranas, antes de llegar a la edad de Concha Velasco, sobre todo las embarazadas occidentales.
Y además puede provocar estreñimiento crónico. Por si acaso no teníamos bastante con el que nos provoca la ingesta adicional de hierro, resulta que nuestros retretes de toda la vida nos ayudan a complicarnos la existencia aún más.
Aquí os lo explican con más detalle, y como extra, os dejo un vídeo de regalo, porque un vídeo vale más que mil palabras. Aunque esté en inglés, creo que se puede seguir bien y es muy aclaratorio:

Claro, en este vídeo quieren vender su invento. Pero no os preocupéis,  que hay alternativas.

Por ejemplo:

defecar
¡Por fin le encontramos utilidad real!

Pones un par de estas debajo de tus pies cuando te sientes en el inodoro, y hale, a evacuar, que son dos días.

Pero claro, o estáis yendo a por las Páginas Amarillas cada vez que visitéis el W.C., o las dejáis en el baño. Y en el baño, con la humedad y demás, no creo que terminaran durando mucho, además de lo antihigiénico que es el papel en sí, buen transmisor de enfermedades y acaparador de suciedad, y de las respuestas tan divertidas que tendríais que inventar cuando las visitas os preguntaran qué hacen en el baño las guías.

Así que otra alternativa bastante más discreta, es esta:

defecar

Su sitio esperable es el baño y por ello no llama tanto la atención, a no ser que no tengáis niños aún o  ya los tengáis creciditos. Aún así, puede pasar bastante desapercibido. Si no, también podéis hacerle un favor a la salud intestinal de vuestros seres queridos y explicárselo claramente cuando os pregunten por qué tenéis un taco en el baño.

En fin, creo que al final me ha quedado una entrada ilustrativa y no demasiado escatológica. Qué aproveche.

Acerca de Monstruua

Madre de dos, esposa de uno. Bloguera, asesora de lactancia y aprendiz de la vida.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

8 comentarios

  1. Uf, lo que pasa es que yo andaba baja de hierro, mucho. La verdad es que no estoy teniendo problemas. Algo ha cambiado, eso sí, pero no voy a entrar en tanto detalle 🙂

  2. Yo no tuve problemas más que una vez, fue a urgencias y me acabaron de rematar… luego todo lo contrario, a ir sin parar… con pañales y todo tuve que estar porque no llegaba al baño, no te digo más… luego comentándolo con mi matrona me dijo que para estos casos había sobres de fibra natural en la farmacia que son bastante más inofensivos para las embaradas que el jarabe que me dieron a mi… y sino el microlax me comentó.. vaya todo menos lo jarabes-laxantes…

    Con la lactancia me dieron hierro y ahí si tuve problemas.. dejé de tomarlo y se acabaron todos mis problemas!!

    En fin, mi recomendación, cuanto menos te den los médicos, mucho mejor… Mucha fibra en la dieta y listo! como un reloj, seguro!

  3. Buf, esa es la otra cara de las hemorroides…

  4. las hemorroides vienen del embarazo, se hicieron como bolas de tenis en el parto y ahora convivimos de mala gana.
    en este momento ya no me preocupan, pero necesito ALGO para entretener el niño FUERA del baño y cagar en paz.

  5. Gracias, maja, gracias. Ya si eso me voy poniendo en contacto con Conchita (Velasco)

  6. Yo creo que algunos la cagan directamente, sobre todo los que no paran de debatir xD

  7. Te van a salir en el parto, así que caga tranquila, jajajaja. Debería haberme reído en plan…muahahahaa. Tranqui, el hemoal hace que no te enteres

  8. Que gran pregunta ¿sabemos cagar en el mundo occidental? si señor, gran pregunta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.