De la epidural, hamburguesas y piel con piel.

Hoy hice de madre coraje. A pesar de que el viento helado cortaba la cara, que las ganas de salir de mi casa calentita estaban al nivel de las arcas de Bankia, me dirigí al hospital donde daré a luz para escuchar una charla sobre la epidural y conocer el paritorio.

Con respecto a la charla de la epidural, me sirvió para conocer la versión “médica y oficial”. De momento, no digo ni que sí a la anestesia, ni que no. Ya veremos. El anestesista escaneándose el interior de la nariz de vez en cuando, me dejaba poco tiempo para tranquilidades, sobre todo cuando me lo imaginaba así en el paritorio (qué palabra más fea, casi tanto como los modelos de sujetadores de lactancia).
Después fuimos a verlos. A los paritorios, me refiero, no a los mocos extraídos.
Los paritorios son individuales, con ventana, con un tono azul agradable en las paredes. Me transmitió confianza, a no ser que sea como las hamburguesas del McDonald’s, que te las presentan así:
epidural hamburguesa
Qué pintaca, ¿eh?
Y te las comes así:
epidural triste
Por desgracia, esta vez la realidad no supera a la ficción
Voy a pensar que no son tan buenos publicistas como los de McRata, y que todo será tal y como lo vi. El señor anestesista nos explicó que, tras nacer la criatura, podíamos pedir que nos la dejaran encima, o que la recostaran en la cunita de al lado. Que los pediatras la verían tanto en un sitio como en otro sin mayor problema. Qué chulo, ¿verdad? Parece que algunas cosas van cambiando.
Tras terminar, de camino a la salida, me dio por comentar con otra gorda como yo (bueno, un poquito menos, en concreto, un mes menos):
Oye, qué bien eso de que te dejen al bebé todo el tiempo después de que nazca – dije, toda inocente, creyendo que todo el mundo conocía ya lo de “piel con piel”, y más aún esta compañera de curso que iba tan mona y parecía muy culta y muy interesada en todo.
¿Cómo? ¿Que te dejen al bebé cuándo?
Pues contigo, que no se lo lleven a la cuna si no quieres.
Ah… – momento de procesamiento de ideas. Os juro que la rubia, en esta ocasión, era yo exclusivamente. – Y qué más da…
Mujer, no da igual, para fortalecer el apego, que el bebé vaya buscando el pecho y mamando… ya sabes, esas cosas – argüí, en un tono cada vez más bajito, en un intento desesperado por no enfrentarme a la cruda realidad.
Ah… – tic, tac, tic, tac, venga, mujer, que no es tan difícil de entender – Eso… A mí me da igual…
¿Cómo? – mi cara, en aquellos momentos, debía ser algo parecido a esto:
epidural
Mi cara era como esta pero con gafas
Que mientras el bebé esté bien, a mí me da igual – respondió, toda convencida la no-rubia.
Ante tan rotundo argumento, decidí zanjar la conversación, poco más había que decir. Yo tiré para el Metro y ella se dirigió a la parada de taxis.
Una cosa es que decidas dejar al bebé en la cuna por un motivo propio, y otra muy distinta es que ese motivo sera la pura ignorancia. O al menos, así pienso. ¡Cuánto camino queda!

Acerca de Monstruua

Madre de dos, esposa de uno. Bloguera, asesora de lactancia y aprendiz de la vida.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

16 comentarios

  1. Sí, es importante. Yo he mirado otras cosas, pero vamos, que contemplen esto, me gusta mucho.

  2. Que penita me da el pobre bebé. Yo miré bien que el hospital donde iba a parir, me dejaran a mi niña conmigo desde el minuto 1. Solo se la llevaban un momento por la mañana para la revisión pediátrica y otros quehaceres de bebé.

  3. Pues si 'la mayoría vamos así', deberían cambiar algo; las clases de preparto, por ejemplo, donde se deberían informar de todas estas cosas. Las mías no fueron especialmente productivas, y es una lástima teniendo en cuenta que las pagamos todos.

    Gracias por el cumplido, espero verte más por aquí 🙂

    Saludos!

  4. Sí, bueno, no creo que lo hiciera adrede, pero me sorprendió su falta de criterio.

  5. Aprovecho, no creas 🙂

    No tires mucho de hamburguesas del mc donald's :p

  6. Bueno, no hay nada perdido para esta mujer, quizás desinformada, pero es que por desgracia la mayoría vamos así.
    Me encanta la frase; "si hubiéra sabido todo lo que se ahora".
    Yo miro hacia atrás y me digo vaya peazo de ignorante que era: separación después de la cesarea, intentar meter chupetas, biberones, obligar a que se durmiera en su cuna y un largo etc…..
    Pués llevamo 3 años de teta, colecho y amor. Aunque cambiaría muchas cosas que hice, lo importante es el camino.
    Me gusta tu blog. Un saludo

  7. Madreeeeeeeee, pobre mujer, que mal informada y que mal entiende la maternidad.

  8. ¡Hola amiga! Vemos que estás ultimando los preparativos de tu parto. Informarse acerca del lugar donde darás a luz, conocer dónde se producirá el nacimiento de tu bebé y saber que, llegado el momento, podrás practicar el piel con piel es motivo de tranquilidad para toda madre. Desde Xanit Hospital Internacional tenemos un lema: "I love parto respetado". Y deseamos que tu parto sea maravilloso y respetado. Estaremos atentos para conocer cómo transcurre todo. ¡Un abrazo!
    http://www.expertosensalud.es/

  9. Hola! Encantada de conocerte, aún no habia tenido tiempo a psarme 😛 Que panorama el de la otra chica!! que horror de madre. y… ya no te qeda nada! aprovecha, que luego se echa de menos 🙂

    A mi las hamburguesas del mc donals me encatan tengan l pinta q tengan 😛

  10. Pues hija, que a pesar de no querer visitas, la familia política se lo paso por el forro y apareció allí hasta el apuntador… y con ansias de sacarse fotos con la nena, of course (que es a lo que va la gente al hospi, tu no interesas mucho). Yo con mil horas encima sin dormir estaba en otro mundo y observaba la escena sin mucha consciencia. Pero nunca mais. Con el siguiente pongo cerrojo en la habitación y no viene de visita ni dios. He dicho.

  11. Mil gracias, voy p'allá 😉

  12. Animo que ya no te queda nada…con mi primera hija, fue sin epidural pero no por voluntad propia…al hospital al que yo voy respetan lo de piel con piel…y te aseguro que es una gozada nada mas nacer te la ponen encima para que la veas…tan frágiles y a la vez tan fuertes…el parto para ellos es un gran esfuerzo…es una pasada…ya nos contarás…

    Un beso

    cosicasdenuestravida

  13. Tomo nota, gracias, creo que es algo importante. Pero ¿a qué te refieres cuando dices que se paseó un poco de brazo en brazo?

  14. Qué mala es la ignorancia… pobre, en fin…
    a mi hija la quitaron de encima mia solo para pesarla… y me pareció eterno!
    En cualquier caso, te mando otra recomendación (que yo no cumplí y lo tengo grabadito grabadito para el siguiente…) piel con piel por lo menos el primer dia a saco! bebe y mamá en la cama juntos y revueltos todas las horas que sean posibles. Olivia al rato de nacer ya se paseó un poco de brazo en brazo… y no hay dia que no me arrepienta, de verdad. De hecho, esto, y otras cosas mas, creo que fueron la causa del nefasto inicio de lactancia que tuve y sufri durante dos meses, y que a punto estuve de mandar a la mierda…
    Ánimo, que Monstruita ya está aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *