De gatos y bebés

Un bebé y un gato pueden convivir de muchas maneras y probablemente, no exista ningún problema entre ellos. Esto es algo que yo ya daba por supuesto.

Lo que me ha sorprendido, es encontrar que el gato y Monstruita tienen muchos intereses en común. Pero creo que se ve más claro en esta infografía:

24 thoughts on “De gatos y bebés

  1. Tengo dos mininas y dos hij@s y la verdad que se asemejan mucho. La ventaja de los gatos es que no tienes que ayudarlos con los deberes y se limpian, por iniciativa propia, más que mis hij@s jajaja.

  2. Jaja muy bueno! Yo no tengo bichos porque soy alérgica, pero siempre comparo a mi hijo pequeño con un perrito. Adora mordisquear zapatos, que le tiremos cositas para ir a buscarlas, y correr a recibir a su padre cuando llega. Si tuviera cola la menearía alegremente.. 🙂

    Por cierto, ¿desde cuándo sabes hacer infografías? Eres una caja de sorpresas!

  3. Jajajaja, qué fuerte!!! Nunca se me habría ocurrido hacer una comparación entre gatos y bebés, pero si es cierto que cuando están los gatos en época de celo, las gatas más concretamente, aúllan como el llanto de un bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *