8 comentarios

  1. Me he leido los dos……..antes de tener a la niña incluso. No se…..obviamente comulgo más con Carlos Gonzalez pero ambos me parecieron un petardo….es que a mi esto de la maternidad me sale instintivo, y tanto consejito y tanta opinión me repele…que quieres que te diga :D….
    Yo si en un momento me apetece hacer las cosas de X manera con la niña, las hago así. Y si hay que rectificar más adelante…pues es de sabios, no? 😉
    Es cierto que a los pediatras muchas veces se les pone en un pedestal…..eso pasa hasta que te das cuenta de que cada uno te dice una cosa diferente y tienes dos opciones, o buscar uno que te vaya a decir lo que quieras oir o hacer lo que te de la gana :p

  2. El de Estivill lo tengo en casa y aún no lo he leído, así que no puedo opinar, pero con el de Carlos González me pasa como a ti: Me encantó "Un regalo para toda la vida" y creo que me será de lo más útil par la lactancia, pero este de "Bésame mucho" no me ha terminado de convencer.

  3. Iba a comentar exactamente lo ue ha dicho Pepita Pérez jaja así que no me repito!

  4. Yo al principio me aferraba a opiniones de expertos en general, pediatras, psicólogos…leia un montón porque me sentía muy perdida, hasta que me di cuenta que la mejor experta en mi hijo soy yo, por lo menos en como educarlo…el resto se lo dejo a los profesionales cuando toque.

    No digo que los libros estén mal (según cuales, según mi opinión, claro), pero a veces pienso que se juega muchos con los miedos e inseguridades de las madres…que convienen para vender y hasta se alimentan.

    Un post muy interesante.

    Un abrazo!

  5. Más que nada que no tenemos demasiada información al respecto. A mí de Carlos González me gustan el libro sobre lactancia, y el de "Mi niño no me come". Pero ese del que he puesto la foto, la verdad, me parece que se columpia en cosas de las que no está lo suficientemente formado ni informado.

    A veces, con el primer hijo pagamos el pato de la novatada, del desconocimiento, cosa que no suele suceder con el segundo.

    Yo, al final, escucho todos los consejos y leo los libros que me parece. Luego hago lo que me da la gana 🙂

  6. Ya, pero ¿por qué no acudimos a alguien más especializado? Ni lo solemos tener a mano, ni se nos pasa por la cabeza.

    Pero vamos, pueden contestar, o pueden derivar.

  7. Cuanta razon tienes!!!… creo que la sociedad ve a los medicos en un pedestal! si el educador te dice que tu hijo es un caprichoso lo dudas y le preguntas al pediatra! y te guias segun lo que te diga el… y no el educador que pasa unas cuantas horas con tu hijo al dia, no como el pediatra que lo ve 20 minutos por mes (como mucho).
    Personalmente no soy muy amiga de estos libros, los que he ojeado en la libreria nose si ha sido casualidad o que, pero en todos los casos leia capitulos un poco extremistas! Tengo amigos que les encanta Carlos Gonzalez, y personalmente lo que lei de este hombre no me ha gustado nada! y el metodo Estivill lo esta siguiendo otra amiga y tampoco me termina de cerrar. Creo que el mayor problema es cerrarnos en que hace que hacer lo que dice el libro o peor! hacerlo porque lo dice el libro.
    Pero es como dices, el medico sabe de lo que sabe, y la opinion que te puede dar es en base a su conocimiento fisiologico, no conductual.

  8. Estoy de acuerdo, pero hay que tener en cuenta que a veces las madres (yo misma en su momento) preguntan a un pediatra muchas cosas que no son de su competencia. Tienes un bebé en brazos, no sabes nada de nada, y ahí está el dios de la sabiduría infantil, y le preguntas cada cuánto debes bañarle y chorradas así, que por supuesto no se estudian en la especialidad de Pediatría.

    Como decías, un pediatra entiende de la salud y enfermedades de los niños, pero si les preguntan cómo hacer frente a las rabietas, no les queda otra que contestar algo… (que conste que sólo he tratado con 2 pediatras, no puedo saber qué hacen los demás).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *