Si huele bien, malo. Canon de las travesuras de Monstruita.

¿Sabéis esa que cuentan todos los padres de “si no se le oye, malo. Alguna estará haciendo…”? Pues con Monstruita no es exactamente así. Con ella es “hmmmm… qué bien huele la casa… ¿la casa? ¡MONSTRUITAAAAAAAA!” Inequívocamente un buen olor en la casa va acompañado de una trastada de Monstruita.… Sigue leyendo aquí