Baby Led Weaning con 10 meses

Creo que la traducción de Baby Led Weaning debería ser “tu bebé come lo que le da la real gana y cuando le da la real gana y tú te armas de paciencia infinita para intentar fiarte y no caer en la desesperación”. El Baby Led Weaning con 10 meses ya nos hace expertos en eso.
Vaya, ¿no es tan cómodo y tan genial eso del Baby Led Weaning? Sí, claro que sí. Tan cierto como que este fin de semana hemos salido por ahí, y lo único que he llevado ha sido fruta y unos guisantes en un tupper “por si acaso”.
Es cierto que es un gusto ver cómo Monstruita arranca con fuerza cachos de ternera y de chuleta, a pesar de que sigue siendo una bidente (con dos dientes no le da para adivinar el futuro, pero casi).
Baby Led Weaning con 10 meses bugs bunny
No soy la única que piensa chistes malos
Y que ver cómo escupe los trozos de comida que son muy grandes y no puede tragar, es una tranquilidad, porque sabes que si por un casual pasara eso mismo con algo no comestible, seguramente sepa echarlo.
Que es un placer comprobar como busca sus estrategias ante diversas situaciones como, por ejemplo, cuando se le sale la comida de la boca porque no cierra los labios, y ayudándose de un dedo la vuelve a meter para dentro.
Que sigue rechazando el brócoli a ciencia y a conciencia porque sabe que le sienta mal. No lo esquiva por casualidad, es que el brócoli y ella se tienen muy calados.
Baby Led Weaning con 10 meses brocoli
Monstruita también
Que me encanta ver cómo prueba la comida nueva sin recelos, simplemente de verme comer eso, sin tener que hacer avioncitos, ni aspavientos, ni tener que recurrir a engaños. Solo por esto merece la pena el Baby Led Weaning con 10 meses.
Pero Monstruita no se va a comer en la merienda media pera, media naranja y medio plátano de una sentada. Ni siquiera yo lo haría. No lo va a hacer porque no se lo hago puré. Hay veces en que casi se come una mandarina entera, o una zanahoria, o media patata pequeña. Y otras, no llega ni a unas migajas.
Con las lentejas se pone ciega. Y si le hago un puré de verduras, también (cada dos días más o menos).
De lo demás, prueba cachitos pequeños o lo chafa. ¡Es normal! ¡Lo sé! Su estómago es pequeño y la comida, para ella, al igual que pasa con el resto de su vida, es un juego.
Yo suelo comer unas cinco veces al día (o más, entre que pico y no pico…) Monstruita no, solo tres. El resto está jugando o durmiendo. En teoría, claro. A veces la siento y devora lo que haya, y otras dice que eso ‘pa jugar está mu bien’ y ‘sácame ya de la trona, que me aburro’.
Baby Led Weaning con 10 meses gorro
Así que, si estás con el Baby Led Weaning con 10 meses y crees que no come, o estás con purés y papillas y ves que se salta una comida de ‘sólidos’ y has caído en este post, que sepas que tu niño no es el/la único/a.
Si has dado teta, esto viene a ser lo mismo pero generalizado: con la teta no sabías cuánto acababa en su estómago y si sería lo necesario. Con esto, es lo mismo. Es Monstruita la que va marcando si tiene hambre o si no, y hambre de qué. Y, de momento, seguimos muy bien.

Acerca de Monstruua

Madre de dos, esposa de uno. Bloguera, asesora de lactancia y aprendiz de la vida.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

8 comentarios

  1. Pues mira que bien!! El chiste del conejo, ejem, muy gracioso. Y la Monstruita es genial, cómo va creciendo y aprendiendo!

  2. Y yo que pensaba que llegados a la fase de la alimentación complementaria por fin podríamos saber qué cantidad exacta de comida ingiere la bichilla. Pero claro, tal y como lo cuentas entre lo que caiga por el suelo, lo que desperdicie marraneándolo todo y las comidas que se salte porque no tenga ganas y sea mejor no obligarla, no va a haber forma de medir esto tampoco.

  3. nuevo cambio! me gusta mucho cómo ha quedado! ^o^

    y no puedo opinar mucho del BLW pero sí de tu chiste… a mí me dan mucha risa estas cosas! ^^U

  4. Me encanta la cabecera y la combinación de colores, ole ole!

    Pues querida Monstrua, me dejas muy tranquila. Cíclicamente nos hacemos la pregunta de si estaremos haciendo bien, ya que la niña no come naíta. Pero en nada se me quita la tontería.
    Mi pequeñuela ahora hace discriminación cromática: esquiva lo naranja y se tira a por lo verde, fans refans de las judias verdes. Aunque una vez todo aplastado a manotazos contra la bandeja de la trona ya abre su mente a nuevas combinaciones de colores y "to pa dentro".
    El otro día estuve con mamis de bibe y yo flipéeeee con la cantidad de comida que llevaban los purés. Lo que tú dices, ni yo merendando con hambre me como 2 piezas y media de fruta. Y también se me hizo raro el tema horarios, con el experimento del blw ella come y cena con nosotros y los de purés tenían unos horarios militares estrictos.

    Que me llamen jipi, pero todos los inventos estos con nombres modernos pero que han existido toda la historia de la humanidad (colecho&blw) nos van estupendamente.

    Dale a la niña pechuga yaaaa! Yastá bien de tanto muslo! Endevé… 😛

  5. ¡Que molón te ha quedado el blog! Me encanta 😀 Yo que te voy a decir, en mi casa somo fans de BLW, ahí seguimos, y nos ha ido genial, a mi la primera, que no tienes que pensar, preparar ni dar comidas… Y mira que he visto videos y leo a gente que a sus hijso les pirra el brocoli! V jamás quiso probarlo tampoco, el verde no va para nada con ella, es más de un buen jamón y un quesaco xD

  6. Jaja en imagino que tiene que se muy curioso. Yo ando con puré, ya he tenido mis sustos con los ahogos y atragantamientod… Pero le doy galletas, fruta y tal para que pruebe primero… En fin intento un método mixto a ver si funciona… Y la nena come genial! Me encanta leer lo que cuentas del blw xq me gusta aprender sobre alternativas… E ir introfuciendo cambios. Un saludow

  7. El tuyo se pone fino!!

    Yo es que no tengo hijos mayores con los que comparar 🙂 Pero por lo que decís las que sí que los tenéis, me alegro mucho de haber escogido este camino!!

    Y sí, le sigo dando los muslos enteros de pollo. Pienso como tú, que me parece increíble que se apañe tan bien con dos dientes. Vamos, que se me caen todos a mí, me quedo como ella, y seguro que me tiro todo el día a base de purés!

  8. El mío también hace muchas guarradas, pero veo que disfruta más con la comida que su hermana, a la que le dí sólo purés hasta el año y medio… Se pone ciego de todo lo que le ponga delante. Hoy ha merendado un vaso de leche, un plátano, media naranja y una rebanada de pan. No sé dónde le entra tanta comida, pero no está gordito, lo quema todo correteando sin parar todo el día. Cada niño es un mundo..

    A Monstruita le sigues dando muslos de pollo enteros? Parece increíble que se apañe tan bien con dos dientes jaja!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *