Así hablan los niños. Revista Edúkame.

Como profesional del ramo sé que el principal caballo de batalla y preocupación de los padres es la evolución (o no) del lenguaje de sus hijos. Yo misma observo con cautela los avances de mis hijos y procuro que su estimulación también en este campo sea la adecuada.
Habitualmente una relación con amor y dedicación entre padres e hijos es más que suficiente para que los peques tengan estímulos en los que apoyarse para ir comprendiendo y construyendo su lenguaje. Pero quizá nos sintamos inseguros por no saber si lo estamos haciendo bien o incluso nos gustaría dedicar un rato a jugar con ellos y de paso reforzar estos aspectos. Pues bien, el número de este mes “Así hablan los niños” de la revista Edúkame trata precisamente de esto: nos proponen varios juegos e incluyen, como siempre, una guía explicando los distintos aspectos del lenguaje.
Los distintos pósteres que vienen en este número
En el póster de La evolución del lenguaje incluyen de manera clara todos los hitos que, de manera orientativa, deben ir pasando los peques.
En el póster de Cómo estimular el lenguaje con afecto y juego proponen distintas maneras de estimular el lenguaje desde el nacimiento hasta más allá de los seis años, todas sencillas y adaptadas al día a día.

Si bien, en lo único en lo que no estoy de acuerdo es en que afirman que cuando el bebé tiene un año “usar todavía el chupete perjudica al tono muscular y al paladar.” Creo que un niño puede necesitar el chupete por lo menos hasta los tres años de edad (si lo deja antes, pues mira qué bien, mejor para todos, pero tampoco es un drama si no es así). El chupete perjudica si se utiliza continuamente. No es lo mismo utilizar el chupete solo para conciliar el sueño que durante las 24 horas del día (muchas veces veo niños de dos años con el chupete puesto mientras juegan en el parque, ¡o incluso mientras hablan!).

Eso sí, como bien indican e incluso escribí yo por aquí de manera más detallada, la masticación de alimentos es necesaria para ese adecuado desarrollo de la musculatura y precisión relacionada con los órganos que intervienen en el habla (para entendernos, me refiero a las mejillas, la lengua, los labios, el paladar).

Toooodos los materiales que vienen
En la revista se incluyen juegos del lenguaje geniales (alguno me lo voy a apropiar yo para usarlo con mis niños, esos a los que trato) como Titiritero, Lingüi Lingüi (para niños de 7 a 12 años) y un juego de tarjetas para niños de 0 a 6 años (la única sugerencia que les hago para la próxima, es que todas las imágenes sean con fondo blanco).
La guía que acompaña a este número además de explicar de manera más detallada cómo es el lenguaje y cómo trabajarlo, explica las características de la adquisición del lenguaje de los niños bilingües y pautas para trabajar en casa. Como siempre, incluyen la resolución de dudas de casos reales en las que se aborda un caso de un niño que con 12 meses “solo balbucea”y en el que se responde si es normal o no, o el del niño que solo habla de sí mismo en tercera persona.
En fin, un número muy recomendable desde mi punto de vista. ¡Seguiremos informando!

Acerca de Monstruua

Madre de dos, esposa de uno. Bloguera, asesora de lactancia y aprendiz de la vida.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

6 comentarios

  1. Estudia Logopedia que te va a encantar 😀

  2. Pues sí, mira, en eso te vendría bien 🙂

  3. Apasionante, lo del habla, la adquisición del mismo, cómo van desarrollandolo me parece un tema fascinante, incluso ahora me pregunto tantas cosas de expresiones y adverbios que utilizan!

  4. Qué interesante, y sobretodo (para mí, claro) que hable también del bilingüismo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *