7 Cosas que no debes decir a una embarazada lactante

embarazada lactante

Nunca pensé que, cuando me fuera a quedar embarazada, seguiría con la teta. Qué narices, nunca pensé que mi lactancia iba a ir más allá de los tres meses. Pero aquí seguimos, señoras y señores, con la teta y la tripa fuera. Y ver a una embarazada lactante es algo bastante raro aún.

embarazada lactante
Embarazada amamantando.
Foto: Eulàlia Torras. Alba Lactancia Materna.

Y si a mí ni se me había pasado por la cabeza, imaginaos al resto de la gente. Como el deporte nacional es el opinioning, otra madre embarazada y lactante y yo nos hemos podido hacer con un amplio muestrario de comentarios que nadie pidió. A saber:

Las 7 cosas que no debes decir a una embarazada lactante

1. “Pobre _______ (rellenar con el nombre del bebé lactante), que se te va a acabar la tetita.”
Vamos a ver, alma de pollo, ¿quién te ha dicho que voy a destetar a ________ (rellenar con el nombre del bebé lactante)? Todo será que, en nuestro caso, Monstruita y Bichín decidan por sí mismos no volver a tomar de la teta. O que el nuevo sea una reencarnación de el Padrino, y nos tenga a Bichín, a Monstruita y a nosotras, sus respectivas madres, amenazadas  con que la teta (mi teta) es propiedad suya exclusivamente. Por si acaso, ahora que lo pienso, voy a despejar mi alrededor de caballos, gracias.
2. “¿Todavía tienes leche? ¿Y qué harás cuando nazca el otro?”
Este es un clásico seas embarazada lactante o simplemente lactante de un bebé mayor del año. Pues sí, aún tengo leche, y lo que te rondaré, moreno/a. Cuando nazca el/la futuro, seguiré con ambos. O no. Pero será una decisión de mis bebés y mía en función de nuestras circunstancias. No porque venga otro voy a pensar ipso facto en destetar. Y no penes por mí, ni por el recién nacido, que aquí va a haber leche para todos si decidimos continuar.
3. “Pues no te ha crecido el pecho.”
 
Juro que esta es real, y viene del imaginario de una enfermera. Gracias, mujer, en la próxima visita vendré ya con los implantes de una 110, copa D, para serte visualmente afín. Por cierto, no sabía que te andabas fijando en esa parte de mi anatomía cada vez que venía. ¡Habérmelo dicho y te daba mi número de teléfono, tontorrona! ¡Ay, qué cosas tenemos que oir cuando una es embarazada lactante!
4. “¿Embarazada y con la lactancia aún? Qué raro…”
 
Esta cita se la debo a un médico endocrino. No dijo más allá, ni se atrevió a expresar más al respecto. Hombre, también es raro que la leche de fórmula campe a sus anchas y que el porcentaje de bebés amamantados en España sera de los más bajos de Europa, pero nadie dice: “un bebé de cuatro meses tomando biberón, qué raro…”
5. “Deberías quitarle la teta por la noche, te encontrarías mejor” (y encima insinúan que a lo mejor son solo dos noches malas, y luego se acostumbra).
 

¿He dicho yo que me encuentre mal por mi lactancia? De hecho, no hay estudios que indiquen que corramos riesgo alguno por continuar con nuestra (feliz) lactancia.

¿Que me encontraría mejor? ¡Ja! No quiero imaginarme cómo sería tanto para Monstruita como para Bichín, que se duermen tan felices y de una manera tan cómoda en su teta (cada cual con la suya, eso sí).

El proceso vendría a ser algo así como: despertar-buscar teta-no encontrarla-llorar-madre que tiene que consolarle con paseos, cantos, palabras dulces… y TODOS desvelados y más tiempo despiertos hasta dormirse (y a saber cómo).

6. “Quítale la teta, puedes coger una infección”.
 

No sé casi ni cómo argumentaros este comentario. Lo primero, imaginaos una cara de alucinación total con ojos a punto de caer rodando y boca hasta el suelo, al oírlo. Cuando pregunté: “¿Infección de qué?”, lo único que recibí como respuesta fue: “Ah, no sé, ¿Los médicos saben que estás embarazada y te dejan continuar con la lactancia? ¿Sí? Ah… Pues entonces, ellos sabrán”. Y mi cara alucinada no mejoraba, de hecho, tuve que sujetarme los ojos con las manos y recoger mi barbilla del suelo.

7. “Y cuando nazca el próximo, ¿qué vas a hacer? ¿Cada uno en una teta?”.
 

Se puede dar el caso, sí, pero creo que existen turnos. Y si no, pues miren, ahorramos tiempo y no seremos las primeras ni las últimas.

En este comentario, una vez también me añadieron que Bichín tendría celos de su hermano/a. Lo dudo pero, por si pasa lo del apartado 1, me apunto lo de los caballos.

embarazada lactante tandem
Lactancia en tándem a hermanos de distintas edades.
Foto: Francisco José Galán Leiva. Alba Lactancia Materna.

——————————-

Normalmente estos “consejillos” suelen llegar hasta 10, pero no vamos a rellenar de paja el post. Aún nos queda bastante embarazo por delante, por lo que si nos sueltan alguno digno de mención… ¡volveremos!

 

Acerca de Monstruua

Madre de dos, esposa de uno. Bloguera, asesora de lactancia y aprendiz de la vida.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

17 comentarios

  1. Paciencia tengo, y capacidad para ignorar también, pero a veces, una necesita desahogarse 🙂

  2. Jajajajaja ¿Las cabras no tienen WiFi? :D:D:D:D

    De crack, nada, monada, llámame inconsciente 😀 Más que aplaudirme, voy a necesitar ánimo cuando esté con los dos xD Avisada quedas!

  3. Jajajaja ¡a la m**rd*! Yo a veces respondo algo parecido, "que para algo las tengo". Normalmente paso de responder porque, para qué, esa gente no suele cambiar de opinión por mucho que argumentes.

  4. Sí, mucho desconocimiento y mucho consejo que goza de él, ainnnssssss

    besos 🙂

  5. la del bebé que se va a encanijar, es muy grande, ¿eh? ¡Lo que faltaba!

    Gracias… pero es una peque, el otro peque es de Scania, la que ha colaborado también en el post 🙂

  6. Sí, eso es así. ¡Hasta mi padre opina! Luego te encuentras con gente de 94 años que te dice "muy bien hija, así no le tienes que dar polvos de esos", y te levanta la moral 🙂

  7. Ya te digo!! Lo de la respuesta cuando ya ha pasado todo, también es de mi estilo, qué láaaastma!!

    Besicos 😀

  8. A ver si escribes ese post, me encantaría leerlo. La verdad es que no solo tienen poca información, sino que ni se molestan en buscarla, y hablan si saber.

    Ya me cuentas 🙂

  9. jajajajaja ya te digo, maja xD

  10. Por finnn he pillado un ordenador y puedo comentar! Que desde el móvil no puedo comentar en casi ningún blog, no sé por qué.
    Ya sabes que para mi eres un crack por lanzarte con esa alegría a por un Monstruito, y además seguir con la LM de Monstruita. Yo no me atrevería a hacerlo con dos a la vez, soy una floja. Respecto a las tonterías que te diga la gente, nadie tiene por qué opinar oye, son tus hijos, tus pechos, tu vida. En vez de decir estupideces deberían aplaudirte!!

  11. Ay lo cansina y petarda que es la gente!! Yo ya he respondido lo mismo en dos ocasiones: "las tetas son mías, no? pues hago lo que quiero" Porque me hartan de verdad.

  12. lo de la infección me ha matado XD En fin… paciencia, que aunque parezca increible (porque lo de la teta es tan viejo como nuestra especie) aún hay mucho desconocimiento… un besote

  13. Jajaja me ha encantado el de "quítale la teta puedes coger una infección" a mi también me dijeron todas esas incluso la de "si sigues con la teta el bebé se te va a encanijar" La verdad FELICIDADES hija por seguir con tu teta, tu panza y tus dos peques, ahora sí hasta que quieran!! un besazo

  14. Yo no tengo “otro en el horno" pero las miraditas cuando mi gordi de 18 meses toma su teti (donde y cuando nos da la gana, todo sea dicho) son para hacer un muestrario de “miradas que podrías ahorrartevy comentarios que pueden explotarte en los morros".
    Que el ritmo no pare!
    Besos

  15. Que ganas tiene la gente de meterse donde no la llaman! Con lo fácil que es el vive y deja vivir!!!
    El punto tres y el cuatro me han dejado muerta matá… Mi matrona era de comentarios de ese tipo y siempre se me ocurría la respuesta adecuada una vez ya había salido de la consulta, jajaja
    Besos

  16. A mi el endocrino tb me solto esa perla pero porque segun ella era rarisimo quedarse embarazada con la lactancia, a lo cual ya le explique que tenia a la roja como compañera fiel desde bien temprano tras Chewy.
    En fin q esto es lo de siempre con el pecho, me meto hasta la cocina, y si tienes niños mayores lactando mas aun, la mia lo dejó porque le dio la gana, a ver si escribo sobre el tema q lo tengo pendiente, pero si no ahi seguia bajo la mirada desaprobatoria de muchos eso seguro.
    Besis

  17. Una infección de oídos vamos a coger un día de escuchar virus-tontadas, que anda que no circulan….
    Nosotras ahora estamos en la fase de pregunta contínua: ¿Aún le das? Ya es muy mayor!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *