5 point plus, el arnés de seguridad inseguro.

Monstruita odia el coche. A muerte. No lo odiaría si la dejáramos ir en el techo respirando la brisa fresca o en el asiento del conductor manejando la palanca de cambios. Pero mira por dónde, solo tiene dos años, así que le toca ir en el típico Sistema de Retención Infantil (AKA silla a contramarcha, en nuestro caso una Klippan Kiss 2 con la que estamos muy contentos).

Euros con los que me hubiera gustado pagar.

Eso significa que los viajes de diez minutos se convierten en un infierno y los de una hora en la venganza de los 7 jinetes del apocalipsis. Bueno, ahora que es algo más “mayor” (nótese el uso de las comillas, por favor) podemos entretenerla cantando hasta el hastío grandes éxitos como En el coche de papá, Estrellita ¿dónde estás? o Itchy Bitsy Araña. Incluso podemos dejarle el móvil y conseguir que se entretenga con vídeos de Peppa Pig mientras no lo tire se le caiga.
Y existe otro problema. Monstruita ODIA ir sujeta por los tirantes/arnés de la silla. Atar un cinturón con mil vueltas uniendo ambos tirantes parecía que funcionaba por un tiempo: al final del viaje, Monstruita llegaba con los tirantes en su sitio. Pero al cabo del tiempo, Monstruita se terminaba también quitando los tirantes sin tener que desatar el cinturón.
No es la única niña que hace eso. Por eso, mira tú por dónde, el otro día en una tienda de puericultura bastante grande, bonita y con dependientas amables me descubrieron el 5 point plus Anti Scape System. Si entras en su web todo es maravilloso, tiene premios por innovación y el sistema es super fácil de poner, en unos segundos lo tienes listo. Además, no cruza por el pecho del niño y eso siempre tranquiliza (aunque a contramarcha existe menos peligro en ese sentido, pero en fin).

Captura de pantalla que muestra al pequeño salvaje
que no podrá desatarse nunca más según los
autores del invento. Y también aparecen los premios
que lo acreditan como invento chuli-guay.

Pregunto el precio y son 40€. Cuarenta pavos como los cuarenta ladrones de Alí Babá que se esfumaron de mi bolsillo porque, al fin y al cabo, la seguridad de la vida de mi hija es lo primero y en eso no hay que escatimar. Ya me lo quito, si eso, de los zapatos y los pantalones que me iba a comprar.

Nada más comprarlo, lo abro y lo pongo. Es verdad, en medio minuto está listo el invento. Pongo a Monstruita y hale, para casa. Al llegar compruebo con satisfacción que Monstruita continúa con los tirantes en su sitio. ¡Eh, si al final merece la pena! Los siguientes seis viajes aún me dura la alegría.

El séptimo viaje comienza a cambiarme el semblante. Monstruita se ha quitado los tirantes. ¿Será que no los ajusté bien? Son 40 euros por un trozo de tela que podría haber hecho mi madre. No puede ser.

Al octavo viaje compruebo muy bien que todo está ajustado. Repaso las instrucciones del fabricante, me estudio su web hasta el último rincón y vuelvo a la carga. Venga, va, tiene que funcionar. Pero antes de llegar al destino Monstruita abre la ventanilla y me muestra así que los tirantes no le sujetan (y de paso, descubro que existe un botón de seguridad donde el conductor para que no pueda bajar la ventanilla).

Al noveno viaje seguro que sabéis qué pasó. Efectivamente, Monstruita se quita los tirantes al poco de arrancar. Y aquí me tenéis desde entonces, rezando todas las oraciones habidas y por haber a los dioses de todas las religiones y a los espíritus, energías y karmas de todas las sectas y pensamientos alternativos porque no haya un accidente ni nada que ponga en peligro su vida.

Monstruita es una niña normal, no es hija de Houdini ni es etérea ni está recubierta de escamas resbaladizas. Sé que mi blog no es gran cosa pero oye, si tú has caído aquí buscando el sistema de seguridad 5 point plus Anti Scape System, que sepas que esos 40 € puedes gastártelos en lotería y, probablemente, haga más efecto que el dichoso sistema de retención.

La pregunta de marras no se hace esperar: ¿cómo narices lo hacéis vosotros para que no se quiten los tirantes?

18 thoughts on “5 point plus, el arnés de seguridad inseguro.

  1. Mira, justo este sábado voy a comprar la silla del grupo nuevo para la niña, una Axkid a contramarcha, y las chicas son tan majas que como saben que haré un post he quedado cno ellas aunque son de tienda online y me van a explicar cosas. Les preguntaré!!!

  2. Chicas, en Nordic Baby encontré la solución a estos escapes: belt Up kidz. Yo también palmé los 40€ y de hecho tengo una entrada para salir la semana que viene contando que con esto que os digo ya no se escapa 😉

  3. Jo! Justo hace un rato he comprado en Amazon el Houdini Stop! Este del que hablas lo he visto, pero he pensado que 40 € era muy caro como para comprarlo a ciegas y que además daría mucho calor en verano… El Houdini no es que me inspire mucha confianza, pero bueno su precio no es un dolor tan grande como esos 40.

    Mi nena es una escapista profesional, una vez la vi en directo y flipé. Cómo se retuerce!! Yo uso una Kiss también, por cierto. 😉

    En el foro de A Contramarcha leí un post donde un padre o madre decía que lo único que le había funcionado era la combinación de los dos sistemas, el que tienes tú más uno como el que he comprado yo (no sé si el Houdini o el belt Up kidz). Puedes probar…

    Suerte, y ya te contaré qué tal me va a mí!

  4. En Bulgaria no hay sillas a contramarcha 🙁
    Si esa basura tan cara no sirve para proteger a los niños me parece genial que lo cuentes para que no pique más gente, que no está la vida para tirar 40€…

  5. ¿No hay? Bueno, aquí sí pero para encontrar las que no son para recién nacidos de pocos meses hay que buscar y rebuscar (yo me tuve que ir a buscar a un pueblo específico de Madrid pero vamos, no me quejo).
    Vamos, que en eso los suecos nos llevan mucha ventaja aún.

  6. Gracias por contar tu experiencia, porque dentro de poco a lo mejor hubiera comprado el "invento", aunque lo de los 40€ me hubiera echado un poco para atrás.
    SB se quitaba los tirantes de la anterior silla, desde hace unas semanas usamos la Klippan Kiss 2 también y por ahora no lo ha intentado, será porque es la novedad… Pero en cuanto se acostumbre, sé que conseguirá quitárselos y como cuando nazca el nuevo me tocará ir delante tendremos que buscar algo fiable para sujetarla sí o sí. Por cierto mi hija también odia el coche, aguanta 5 minutos, más de eso le parece un viaje largo…

  7. Miss L hace lo mismo en la sirona que sigue a contramarcha. Que no es consuelo, pero al menos al ir a contramarcha no supone tanto riesgo como si fuese en el sentido de la misma. No quiero ni pensar que fuese mirando al frente! Por suerte, tanto la silla de mi coche como la sirona si se le da la vuelta van con cojín de seguridad y no con arnés. Imposible que se lo quite, aunque imagino que dará mucho calor. Por ahora lo lleva bien, pero no se lo que aguantará

  8. Nosotros lo hacemos del modo más barato y efectivo. Explicándoles para que sirven los arneses y el cinturón. Poniendolés como ejemplo que nosotros tambien lo llevamos. Los niños por pequeños que sean entienden mejor de lo que creemos.

  9. Ya conocía ese invento y madre como se pasan.. Por cierto hay otro, que es una tira nada más, que une los tirantes del arnés a la altura del pecho formando una H y que en teoría no se lo quitan. Yo no he comprado nada porque la verdad es que el mio no se los quita. El coche le marea así que suele ir quietecito. Mi problema más bien es estar atenta para saber en el momento justo va a vomitar el pobre..

  10. Los míos no se quitan los tirantes nunca, no sé si será porque los aprieto hasta dejarlos sin respiración y cuando ya tienen un tono azulado en la cara aflojo un poco o porque algo bueno tienen que tener mis niños 😉 El caso es que menuda patata de invento el que cuentas! Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *